Cristina Reyes

VOZ DE MUJER
Con este hecho, Samuel se ganó una “estrellita”, sin antes todavía haber tomado posesión del cargo, porque aunque no será la solución para la situación que vivimos, por lo menos sí es un incentivo.


Muchos proyectos, buenas ideas. Las intenciones del gobernador electo de Nuevo León son buenas, le gusta trabajar en equipo y merece el beneficio de la duda.


Las madres están siendo afectadas por la pandemia por igual, con o sin pareja, y sacando la madera para salir adelante y estar al cuidado de sus familias.


Ante la caída de Clara Luz en encuestas recientes, Adrián y Samuel se perfilan como candidatos finalistas, pero todo puede cambiar de aquí al día de la elección.


Hay que pensar muy bien a quien le otorgaremos nuestro voto para gobernar Nuevo León por los próximos 6 años.


¿Cuántos hospitales se podrían remodelar o construir con el presupuesto público destinado a los partidos o mejor aún, tener mejores sueldos y equipo para los que trabajan en salud?


Aunque sean muchas las ganas de salir y comprar todo para la cena de Nochebuena y los regalos para nuestros familiares y amigos, no debemos olvidar que el Covid no se ha ido y todavía falta, aunque ya existan vacunas aprobadas.


Desde hace 67 años en que la mujer puede participar en elecciones, ninguna ha logrado llegar al cargo presidencial y sólo ha habido 9 gobernadoras, dos de ellas interinas.


Como ciudadanos sabemos que el confinamiento nos ha llevado al hartazgo, pero pensemos un poco en los demás y en nosotros mismos. Esto no es más que sentido común.


En cualquier partido alguna vez se podrá encontrar a un líder como Manuel Clouthier, aunque sea un “garbanzo de a libra”, que se preocupe por el bienestar del País.


Contenido reciente