Adolfo Gonz√°lez

EL SEXTANTE
Es decepcionante que la sociedad mexicana no reaccione ante un problema tan lacerante como el que sufre en cuanto a la violencia y siga manteniendo el nivel de aprobación de AMLO.


Hay variaciones que indican que no solo descendieron las simpatías a AMLO, sino que aumentó el rechazo. 


El obradorismo es una especie de versión 2.0 del priismo más rancio, y la 4T está integrada en gran medida por los mismos perros con distinto collar.


Cada vez me asalta más la desagradable sensación de desencanto ante estos caníbales de la política. Todos parecen iguales. Son lo mismo porque comen lo mismo.


Lo de AMLO no es una transformación, es una regresión a base de hipnosis a los tiempos más oscuros de la "dictadura perfecta" del PRI. La mejor manera de no seguirle el juego es no participar en la consulta.


Ante el evidente desgaste en el respaldo popular, lo que necesita López Obrador es que alguien en quien confíe, si es que lo hay, le diga la verdad y lo conduzca al camino de la cordura.


El inicio de la tendencia a la baja de Andrés Manuel López Obrador coincide con el evento de la mansión de Houston.


La popularidad de AMLO parece estar llegando a umbrales peligrosos, manteniendo, por cinco semanas, una tendencia a la baja.


Andrés Manuel López Obrador está atrapado en su propio laberinto.


AMLO presenta un drástico ascenso en la consideración de peor político, no creo que sea nada grave, y de momento no afecta a los rubros electorales.


Contenido reciente