¿Cuál es el impacto de las medidas de Trump y la situación latinoamericana?

Gabriela Siller Pagaza

ENTORNO MACROECONÓMICO
05/12/2019

La percepción de riesgo sobre América Latina se ha incrementado en las sesiones más recientes, debido a las protestas y disturbios en lo que empieza a llamarse la “primavera latinoamericana”. Lo anterior ha llevado a los tipos de cambio de la región a enfrentar serias presiones al alza, donde destaca que el real brasileño, el peso chileno y el peso colombiano, han alcanzado nuevos máximos históricos.

América Latina está conformada por Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Puerto Rico, Perú, República Dominicana, Uruguay y Venezuela. Las economías más grandes de esa región son Brasil, México, Argentina y Colombia.

Todos los países de América Latina se consideran en vías de desarrollo. Al interior, varía su situación económica y vulnerabilidad, debido a las políticas económicas aplicadas y a su historia política, en donde el país con peor desempeño económico en los últimos 5 años ha sido Venezuela y el de mejor desempeño económico es República Dominicana, aunque es una economía muy pequeña.

Las manifestaciones en algunas de las economías latinoamericanas tienen su origen en el descontento por políticas aplicadas. En el caso de Argentina iniciaron en el 2018 y podría decirse que se deben a la crisis económica en la que ha estado sumergido ese país prácticamente desde el año 2001. Después siguió Venezuela a inicios del 2019 con el intento de cambio de gobierno. Para el resto de las economías donde se han dado manifestaciones, octubre de este año fue el mes en donde el descontento se hizo evidente. En Ecuador la situación no es tan grave. Por el contrario, en Chile y Colombia ya hay una afectación económica relevante. En Perú y Bolivia la situación política puede terminar afectando a la economía. 

De las principales economías latinoamericanas, México es el único en donde no se presenta un descontento social que se haga evidente en manifestaciones y paros económicos, probablemente por la reciente entrada de López Obrador al poder, en donde más del 50% del electorado votó por él y a pesar del nulo crecimiento económico, aún mantiene un elevado nivel de aprobación por parte de la población.

Cabe destacar que la situación de Latinoamérica podría tornarse aún más gris si Chile y Colombia deciden elevar el gasto de gobierno para resolver rápidamente las demandas sociales. El mayor gasto podría deteriorar su situación fiscal y pondría en riesgo su calificación crediticia, lo cual es especialmente relevante para Colombia, pues recientemente la agencia calificadora Fitch Ratings dijo que existen riesgos para las finanzas públicas de ese país. 

En términos económicos el comercio, el tipo de cambio y los flujos de capitales son los mecanismos mediante los cuales pueden contagiarse otras economías. Como en otros episodios de incertidumbre, las salidas de capitales dependen de las expectativas, la situación fiscal y el nivel de tasa de interés.

Cabe destacar que México depende poco del comercio con otras de las economías latinoamericanas. En el año, sólo el 0.98% del comercio total de México (exportaciones + importaciones) ha sido con Bolivia, Chile y Colombia. El porcentaje asciende a 2.34% si se incluye a Argentina y Brasil. De esta manera no se espera que México tenga una afectación comercial por la crisis social de Chile y Colombia. México tiene vulnerabilidad en la inversión extranjera de cartera, por lo que será sumamente importante continuar con finanzas públicas balanceadas y con una política monetaria prudente. Respecto al tipo de cambio, el peso mexicano es la moneda más líquida de Latinoamérica y es ampliamente utilizada para cubrir posiciones de riesgo contra otras divisas. Por lo anterior, las crisis sociales y políticas de otros países latinoamericanos afectan al tipo de cambio actual y su expectativa futura.

Cabe destacar que, de persistir la situación de Chile podría afectar el comercio con China, Estados Unidos, Japón, la Unión Europea y a los países integrantes del Mercosur (Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay), siendo especialmente vulnerables las economías de Argentina y Brasil.

De igual manera la situación de Colombia puede afectar el comercio con Estados Unidos, China, Panamá y Ecuador, siendo éste último el más vulnerable por presentar ya indicios de una crisis político-social.



GABRIELA SILLER PAGAZA es economista en Jefe de Grupo Financiero BASE y profesora de economía en el Tec de Monterrey.

Las opiniones expresadas por el autor no reflejan necesariamente el punto de vista de MOBILNEWS.MX

Más artículos del autor

Contenido reciente