Las mil y una noches

López Obrador ha pasado sin apenas despeinarse y sin nadie enfrente que se le oponga con decoro, las primeras mil y una noches de su gobierno.
01/09/2021

‚ÄúSe dice que el tiempo es un gran maestro. Lo malo es que va matando a sus disc√≠pulos‚ÄĚ, H√©ctor Berlioz.
 
Los datos de SABA Consultores correspondientes al pasado d√≠a 30 suponen una nueva decepci√≥n para quienes esperaban un desgaste de L√≥pez Obrador. Consta que los hab√≠a, pero nada m√°s lejos de la realidad. Antes al contrario, regresa a sus promedios de aprobaci√≥n, e incluso se producen algunos avisos favorables. Uno de ellos, que supone un descenso de las calificaciones bajas, indica decepci√≥n entre sus detractores. Despu√©s veremos la posible correlaci√≥n de esto con el ‚Äúcaso Anaya‚ÄĚ. El otro aviso, al grado de alerta positiva, se produce en la respuesta espont√°nea de preferencias sobre el pr√≥ximo Presidente de M√©xico. Aqu√≠, AMLO repunta con fuerza, y adem√°s hay algo llamativo entre los sectores que lo propician: no son nada habituales en los respaldos de Andr√©s Manuel, y adem√°s son bastante variopintos. Empresarios, obreros, y quienes poseen estudios medios no suelen aparecer favoreciendo al Presidente.
 
En el otro extremo est√°n Anaya y los panistas, ex panistas y otras hierbas del mismo prado. Tambi√©n, ante el t√≠mido desgaste de L√≥pez en la pasada medici√≥n, hab√≠a expectativas sobre si esta tendencia iba a continuar. No por mi parte, desde luego. La realidad es que, am√©n de lo se√Īalado sobre la mejor√≠a de los datos de AMLO, Anaya repunta de repente con una alerta negativa en el indicador de peores pol√≠ticos, circunstancia que no hab√≠a sucedido pr√°cticamente nunca. Es decir, la √ļnica relevancia que ha alcanzado Ricky a cuenta de los √ļltimos acontecimientos ha sido esa dudosa dignidad, y ninguna otra. Lo acompa√Īa en el honor, aunque este es m√°s habitual en estos pagos, Felipe Calder√≥n, su antiguo correligionario, que tambi√©n aumenta el n√ļmero de quienes lo consideran entre los pol√≠ticos m√°s nefastos del pa√≠s. La ‚Äútocata y fuga‚ÄĚ de Ricardo ha hecho, probablemente, que cunda el des√°nimo entre el ya de por s√≠ exiguo n√ļmero de sus seguidores.
 
Con el PRI desaparecido, o fagocitado por Morena (tanto en t√©rminos de sus integrantes como de sus usos y costumbres), la oposici√≥n se supondr√≠a representada por el PAN. Lo cual da una idea de a lo que se enfrenta AMLO: pr√°cticamente a nada. Es esta una raz√≥n, a veces poco ponderada, de la facilidad con la que Andr√©s mantiene sus niveles de popularidad. No tiene quien se le oponga. La √ļltima llamarada de petate de Anaya simboliza un comportamiento general de quienes deber√≠an trabajar por sostener un contrapeso efectivo del poder omn√≠modo de AMLO, o cuando menos de ofrecer una alternativa razonable de futuro, que yo, al menos, no veo por ninguna parte, ni adivino a ver. S√≥lo bandazos, indefinici√≥n, y ausencia de liderazgo. Y corrupci√≥n, lo cual no exime, por supuesto, a don Andr√©s, de su nula intervenci√≥n en los casos habidos dentro de su propio partido, o de su familia. Las injerencias continuas del Presidente est√°n reservadas para la fiscal√≠a y los procesos electorales, pero siempre y cuando el esc√°ndalo se de en casa ajena.
 
As√≠ que con Anaya desaparecido, si no hab√≠a recambio que ofertar para AMLO, menos lo hay ahora. La cuesti√≥n es a qui√©n designar√° dentro de sus propias filas. De repente, y contradiciendo las suposiciones de muchos, ha metido un ‚Äúgoodfellas‚ÄĚ a la derecha de su sill√≥n presidencial. Ad√°n Augusto, que no trae muy buena prensa de Tabasco, es, sin embargo, de su m√°xima confianza. Veremos si de colocado pasa a favorito con el tiempo, porque ah√≠ hay caballos que se creen ganadores. Marcelo Ebrard ha contado con moderadas preferencias del p√ļblico. Sheinbaum cuenta con las del organizador de la carrera, pero las cosas en Ciudad de M√©xico no van todo lo bien que √©l quisiera para Morena, y eso se empieza a notar. Las verdaderas inclinaciones populares que se√Īalan los datos son que el recambio de L√≥pez fuera el propio L√≥pez, pero mejor no pensar en cosas desagradables.
 
Las noticias de los √ļltimos d√≠as est√°n plagadas de acontecimientos te√≥ricamente negativos para AMLO, pero el ‚ÄúTop of mind‚ÄĚ, una vez m√°s, no los refleja con demasiada aspereza. A la cabeza est√°n los huracanes, el Covid19, el regreso a clases y las inundaciones, y bastante m√°s atr√°s Ricardo Anaya o ‚Äúlos delincuentes del PAN y del PRI‚ÄĚ. En cambio, s√≥lo aparece muy t√≠midamente lo sucedido en Chiapas. El bloqueo de la ma√Īanera por parte de los maestros fue noticia de primera plana, pero ha impactado poco en la opini√≥n p√ļblica, y nada, como hemos visto, en cuanto a la aprobaci√≥n a AMLO. Dice tambi√©n este indicador, m√°s o menos en el mismo porcentaje que lo de Chiapas, que ‚Äúhay mucho marihuano‚ÄĚ. Que cada cual lo interprete como guste.
 
Tambi√©n hay mucho perceptor de las ayudas sociales, m√°s o menos la mitad de la poblaci√≥n, que no es moco de pavo. Hay que comprenderlos. Pero yo opino que ser√≠a mucho mejor ense√Īar a pescar que dar peces. El asunto de los maestros, sin embargo, es bien sabroso. Se produjo justo cuando se cumpl√≠an los 1001 d√≠as de gobierno (con sus noches), y de repente el tiempo, que bajo la h√©gira de AMLO, pasa con una lentitud vertiginosa, ha hecho olvidar al Andr√©s de los bloqueos y los plantones. El bloqueador es ahora bloqueado, pero ya no manda al diablo a las instituciones. Se queja amargamente del chantaje de la CNTE, pero conviene recordar que un chantajista nunca se sacia, y en ese sentido Andr√©s hizo bien en aguantar el envite.
 
Vamos a ver c√≥mo maneja de aqu√≠ en adelante las posibles situaciones similares que se presenten. El tiempo todo lo cura, todo lo cambia. Esa es tal vez la inagotable esperanza de sus detractores, que semana s√≠ y semana tambi√©n esperan que se produzca el ansiado desgaste del Presidente. Estos mil y un d√≠as de AMLO son m√°s bien mil y una noches, los ha pasado sin apenas despeinarse y sin nadie enfrente que se le oponga con decoro. Ya lo cant√≥ Silvio Rodr√≠guez: ‚ÄúY, ¬°c√≥mo pasa el tiempo!, que de pronto son a√Īos‚Ķ‚ÄĚ. Tres llevamos ya padeciendo o gozando al de Tabasco, y todo sigue igual. Enhorabuena a los que les parezca una buena noticia. Mil d√≠as m√°s en los que suceda de todo sin que nunca pase nada, ser√°n toda una eternidad.

adolcafe@yahoo.es



ADOLFO GONZ√ĀLEZ reside en Espa√Īa, y es analista pol√≠tico especializado en la interpretaci√≥n de la metodolog√≠a de Saba Consultores de medici√≥n de la opini√≥n p√ļblica.

Las opiniones expresadas por el autor no reflejan necesariamente el punto de vista de MOBILNEWS.MX

Más artículos del autor

Contenido reciente