Las tarifas del transporte y el 2021

Juan Palacios

APOTROPAICO
Una situación política que debería ya no importar al gobernador Jaime Rodríguez, está deteniendo la toma de decisiones.
10/01/2020

Las tarifas del transporte urbano se han convertido en un verdadero problema para la actual administración estatal.

Un problema al que no encuentran solución, o al menos una solución razonable, que sirva a los transportistas, pero que no golpee tanto a los usuarios.

Y no le encuentran porque, creo, de alguna u otra forma están pensando en 2021, en la sucesión gubernamental. Ello pese a que, francamente, el actual gobernador no debería ni siquiera de considerar, ya que su influencia tenderá a cero en ese proceso político electoral, toda vez que habiendo llegado al poder con una aplastante mayoría de votos, dilapidó rápidamente su capital político y hoy no tiene posibilidades de influir, salvo a la mala, en su sucesión.

Como en muchas cosas de la vida, no hay soluciones fáciles en el caso del transporte. Sobre todo en un problema que parece ser de suma cero, es decir, lo que uno gana, el otro lo pierde. El aumento del costo en las tarifas se reflejará en un mayor gasto para los usuarios y en menos recursos que éstos tendrán para dedicarlo a otros rubros, como por ejemplo salud y alimentación, ya no digamos educación o recreación.

Un aumento a las tarifas del transporte representará un paso más en el declive de la calidad de vida de quienes se ven obligados a usarlo día tras día. Por supuesto, también, en una fuente más de insatisfacción de los ciudadanos con la forma en que gobierna El Bronco.

Una y otra vez se "patea el bote" y no se toma la decisión precisamente por temor a la reacción de los ciudadanos en las urnas, pero también por temor a los grupos de poder que se integran entre los prestadores de este servicio.

Y es que las concesiones del transporte en muchos casos fueron producto de pagos que se hicieron a los amigos y cómplices partidistas y no producto de una planeación, hecho que hoy cobra su costo al actual gobernador, pese a que no sea suya la culpa, al menos no en su totalidad.

Me parece correcto que se haga una reestructuración de las rutas camioneras antes de decidir los aumentos, gran parte de la ineficacia del transporte resulta, precisamente, de la forma en que se estructuró para hacer pagos de favores políticos, principalmente, aunque siempre hay excepciones.

Así estamos hoy, una situación política que debería ya no importar al gobernador, está deteniendo la toma de decisiones, lo que terminará por agravar la situación del propio transporte.

Claro, a menos que Jaime est√© pensando en alg√ļn tipo de negociaci√≥n con el que venga y espere a que se definan los candidatos para decidir qu√© hace.

jpalacios@mobilnews.mx



JUAN PALACIOS es educador de profesión, periodista por vocación. Editorialista en La Moneda, ABC, El Porvenir y Radio Alegría

Las opiniones expresadas por el autor no reflejan necesariamente el punto de vista de MOBILNEWS.MX

Más artículos del autor

Contenido reciente