El futuro de Claudia

Juan Palacios

APOTROPAICO
Estando tan cerca el premio que con tanta dedicación ha buscado, resultaría hasta infantil, en un arrebato, echar todo por la borda.

16/11/2023

Claudia Sheinbaum vio lastimada su imagen de l√≠der de Morena el pasado viernes cuando varios de los candidatos impulsados por ella para coordinar la defensa de la 4T en algunos estados fueron dejados de lado, notoriamente su candidato a la jefatura de gobierno de la CDMX, Omar Garc√≠a Harfuch, aunque no necesariamente el √ļnico.

Hoy, algunos de sus correligionarios incluso algunos que apoyaron abiertamente a Clara Brugada, quieren dar la imagen de que esto fue un acto de democracia, de empoderamiento de las bases, cuando claramente la encuesta mostró que el favorito era García Harfuch, quien superó por mucho a Brugada, así que sí, hubo empoderamiento, pero no necesariamente de las bases.

Ese empoderamiento tuvo una contrapartida, el debilitamiento de la virtual candidata de Morena a la presidencia de la Rep√ļblica, ya se vio que no tiene el mando, aunque tenga el bast√≥n que le entreg√≥ Andr√©s. El ejercicio se convirti√≥ en un juego de suma cero.

Al menos así se ve desde afuera lo que sucedió el pasado viernes.

Debido a esa percepci√≥n, algunos analistas consideran que Sheinbaum deber√≠a revelarse y reafirmar su ‚Äúmando‚ÄĚ a fin de no quedar rebasada por grupos internos como los llamados duros, sin tomar en cuenta la realidad que enfrenta la morenista.

En principio hay que entender que ella no es a√ļn oficialmente candidata a nada, por tanto puede ser cambiada, enfermada, sustituida o simplemente dejada de lado, inclusive puede suceder lo mismo ya siendo candidata, de ah√≠ que, estando tan cerca el premio que con tanta dedicaci√≥n ha buscado, resultar√≠a hasta infantil, en un arrebato, echar todo por la borda.

Claudia agachar√° la cabeza y esperar√° su momento, Harfuch estar√° a su lado y le ser√° leal, a ella, a nadie m√°s le debe nada y, junto a ambos, estar√° Marcelo pues, como dijo un vocero de Brugada recordando a Borges, no los unir√° el amor, sino el espanto.

Sheinbaum esperar√° a estar en la Silla del √Āguila, si es que llega, y una vez ah√≠, con cautela, pero meticulosamente ir√° desmontando el cerco que a su alrededor han montado los ‚Äúduros‚ÄĚ, los ‚Äúpuros‚ÄĚ, incluyendo a ya saben qui√©n.

No ser√≠a extra√Īo que Ebrard entrara en esa ecuaci√≥n, ya que ha sido el principal afectado por esos grupos de Morena, ser√≠a tambi√©n quien se prestar√≠a a ser el brazo ejecutor, a su modo, a lo Camacho, cooptando y desactivando poderes.

Porque, si Claudia no lo hace, imag√≠nese a una Clara Brugada y su banda como jefa de gobierno, si es que llega, echada pa¬īlante y retando un d√≠a s√≠ y otro tambi√©n a quien sabe que no es ni ser√° su jefa, montando su campa√Īa rumbo a 2030. Ahora que si no llega ya ver√≠amos el esc√°ndalo y la trifulca que se armar√≠a.

Pendiendo sobre la cabeza de Sheinbaum la espada del desafuero esgrimida por los puros encabezados por YSQ, no sería una forma cómoda de gobernar, es más, no sería gobernar, así que no dudemos que Morena, en su aparente éxito actual, esté incubando sus propios cambios, algunos de los cuales no serán un segundo piso de la actual 4T.

Como dice Ciro G√≥mez Leyva: ‚Äúveremos, veremos‚ÄĚ.

jpalacios@mobilnews.mx



JUAN PALACIOS es educador de profesión, periodista por vocación. Editorialista en La Moneda, ABC, El Porvenir y Radio Alegría

Las opiniones expresadas por el autor no reflejan necesariamente el punto de vista de MOBILNEWS.MX

Más artículos del autor

Contenido reciente