Los bien pagaos

El respaldo más firme e invariable a AMLO es de aquellos que reciben apoyos sociales. López Obrador paga puntualmente cada beso que recibe.
01/12/2021

"Bien pag√°, si t√ļ eres la bien pag√° porque tus besos compr√©, y a m√≠ te supiste dar por un pu√Īao de parn√©, bien pag√° fuiste, mujer", Miguel de Molina (La bien pag√°).
 
AMLO llega al tercer aniversario de su mandato en pleno √©xtasis de amor con su pueblo. Claro que luego veremos qu√© clase de amor. Pero el monitoreo de SABA Consultores del pasado d√≠a 29 deja claro el dulce momento, con una acumulaci√≥n de avisos positivos para el Presidente en aprobaci√≥n, calificaci√≥n, y en su consideraci√≥n como mejor pol√≠tico. Ello adem√°s de valores r√©cord en ese √ļltimo indicador y en calificaciones altas. Los grupos que favorecen esas variaciones significativas no representan nada sorprendente: en t√©rminos generales, los de menos estudios, los de m√°s edad, los de menos ingresos. Suena eternamente la melod√≠a de Julio Iglesias, la vida sigue igual, y ello, como era previsible, a pesar del "decretazo", que ni siquiera se menciona entre los acontecimientos relevantes del "Top of mind".
 
Hemos sabido de las serias deficiencias en la compra p√ļblica de medicamentos, reconocida por el propio Andr√©s Manuel, que siguen provocando preocupantes desabastos. Se produjo otro fin de semana sangriento en Zacatecas, con una docena m√°s de muertos. La inflaci√≥n supera el 7 por ciento, y se produjo en el tercer trimestre una contracci√≥n del PIB. Con su ret√≥rica de predicador, como la ha calificado Jorge Volpi, L√≥pez ha minimizado la nueva cepa √ďmicron, nada extra√Īo si ha dado por buenos los trescientos mil muertos (reconocidos) durante lo que va de pandemia. Y, n√≥tese lo siguiente, no es que los ciudadanos no sean sensibles a tales problemas, ya que de hecho tanto inseguridad como Covid19 presentan sendas alertas negativas en los rubros de principales preocupaciones.
 
Lo que sucede es que al Presidente, desde el mismo proceso de su elecci√≥n, le acompa√Īa una llamativa paradoja a la que ya hemos hecho alusi√≥n otras veces: se le aprueba aunque no se est√© de acuerdo con sus medidas, con su desempe√Īo o con sus decisiones. Repetidas veces una mayor√≠a se ha mostrado contraria a sus proyectos, y sus datos de aprobaci√≥n ni se han inmutado. Te apoyo aunque lo hagas mal. No deb√≠a de quererte y, sin embargo, te quiero. A la pregunta que da a elegir entre su continuidad o su renuncia, tres cuartas partes contestan que siga. Si pudieran platicar con √©l, le dir√≠an que siga as√≠, que va bien. Tal vez por eso el acto de onanismo colectivo que, sin sonrojo alguno, ha convocado Andr√©s Manuel hoy en el Z√≥calo, tenga todo el sentido posible. Esa "fiesta c√≠vica y combativa" quiz√° sea un acto precisamente en esa acepci√≥n que usted, querido lector, est√° pensando. Sigue, sigue, no pares, oh my God.
 
De momento, para oponerse a tales desenfrenos y pasiones desatadas, hay poca cosa. SABA ha incluido ya preguntas en el cuestionario de car√°cter no espont√°neo referentes a las preferencias sobre candidatos. En las filas de la 4T hay por ahora un equilibrio, l√≥gico en funci√≥n de los a√ļn amplios m√°rgenes de error. M√°s interesante es lo que se perfila en la oposici√≥n: si bien despuntan las simpat√≠as por Colosio (el peso de un apellido), Zavala (el peso de un consorte) y Anaya (el peso de una ideolog√≠a), este √ļltimo es claramente el que resulta m√°s antip√°tico. Pongan a ese respecto el peso de lo que ustedes crean m√°s oportuno.
 
Aun con todo lo anterior, y con lo reiterado de las circunstancias expuestas, hay algo importante que no conviene perder de vista. Ciertamente AMLO mantiene sus niveles de aprobaci√≥n, pero la composici√≥n de ese respaldo ha cambiado radicalmente. Durante la elecci√≥n goz√≥ del apoyo de gentes con alto nivel de estudios, influyentes opinadores y periodistas, e incluso de los de cierto nivel de ingresos. De ellos no hay ni rastro. Ese cambio se observa muy bien en este monitoreo si nos atenemos al contraste entre quienes integran los hipocentros favorables a AMLO, que mencion√°bamos al principio, y quienes aparecen propiciando tanto el aviso positivo como la serie arriba de su promedio que obtiene Ebrard en el "Top of mind" de sucesores: m√°s de 15 a√Īos de estudios, clases medias. Todo indica que esas "√©lites" que han abandonado a L√≥pez buscan, junto a los malvados aspiracionistas, en Marcelo a quien pueda enmendar lo que ya perciben como un craso error. Ya saben, aquello de que el mal menor pueda ser la soluci√≥n.
 
Sin embargo, el punto m√°s esencial de todos nos lo ofrecen, una vez m√°s, las Cartas de Navegaci√≥n Pol√≠tica, que adem√°s hay que tener en cuenta que concentran datos de cuatro semanas. Las fortalezas y debilidades de AMLO van variando, aunque con las pautas descritas. Por ejemplo, el altiplano se ha convertido en una debilidad habitual (que deber√≠a preocupar a la 4T), aunque de repente se modere como sucede hoy. Son fortaleza frecuente los de menos ingresos, aunque en esta medici√≥n esa fuerza se aten√ļa, para seguramente regresar en un futuro pr√≥ximo. Hay ocasionalmente novedades, como el rechazo a AMLO por parte de las mujeres o la algo sorprendente fortaleza en el noreste que aparecen hoy. Pero hay una constante: su respaldo m√°s firme e invariable, que nunca, ni en aprobaci√≥n ni en calificaciones altas, ha dejado de ser fortaleza s√≥lida, son aquellos que reciben apoyos sociales. AMLO paga puntualmente cada beso que recibe.
 
As√≠ que, replicando la pr√°ctica que tanto critic√≥ en el PRI, pero que no olvida que aprendi√≥ cuando era un entusiasta tricolor que quer√≠a el hueso grande para √©l, quiere resolver los problemas actuales con recetas muy, muy viejas. Como en la par√°bola del evangelio de san Lucas, y suponiendo que el vino de AMLO sea nuevo, lo est√° echando en los odres m√°s viejos que se puedan imaginar. Mientras pague, y por m√°s que muchos se ofendan por dejar patente esa realidad, probablemente no habr√° problema. Pero amor pagao, mal amor. Y, siguiendo la par√°bola, "no se echa vino nuevo en odres viejos, porque el vino nuevo hace que los odres revienten, y tanto el vino como los odres se pierden". Dicho hace dos mil a√Īos, Lucas, 5, 33:39.

adolcafe@yahoo.es



ADOLFO GONZ√ĀLEZ reside en Espa√Īa, y es analista pol√≠tico especializado en la interpretaci√≥n de la metodolog√≠a de Saba Consultores de medici√≥n de la opini√≥n p√ļblica.

Las opiniones expresadas por el autor no reflejan necesariamente el punto de vista de MOBILNEWS.MX

Más artículos del autor

Contenido reciente