De las palabras a los hechos

Andr√©s Manuel conf√≠a en su p√ļlpito ma√Īanero y en sus habilidades de conductor de masas, pero me temo que no interioriza que las masas que le siguen son, casi √ļnicamente, las que cobran por ello.
23/11/2022

‚ÄúSi el emperador me quiere, que me pague, pues con solo el honor de estar con √©l no me alcanza para mis gastos‚ÄĚ, Wolfgang Amadeus Mozart
 
El pasado s√°bado se recabaron los datos de la medici√≥n nacional de SABA Consultores, y el rasgo m√°s destacado es que todo indica que el desgaste de AMLO se va a mantener. Se dir√° que no es en absoluto suficiente para que sus rivales tengan posibilidad de hacer sombra al candidato oficialista (que eso es ahora Morena) que aspire a la presidencia en 2024. Y es cierto, mientras no haya enfrente nadie capaz de aglutinar el descontento. Pero tambi√©n es verdad que, poco a poco, y a causa de la reconfiguraci√≥n de sus respaldos, sea quien sea el aspirante puede convertirse en un gigante con los pies de barro. Por cierto, que hace pocos d√≠as Enkoll publicaba una encuesta en la que afirmaba sin empacho que Claudia es puntera en la interna. No es cierto. La situaci√≥n sigue siendo de empate t√©cnico, si bien en este √ļltimo monitoreo han sucedido dos cosas: que ella y Ebrard han revertido sus tendencias previas, la de la favorita del jefe pasando al alza, y la del canciller a la baja; y que han aumentado las antipat√≠as hacia los dos. La polarizaci√≥n tambi√©n hace estragos en Morena. Y luego est√° Monreal, que quiere ser freelance, pero no termina de decidirse.
 
Las Cartas de Navegaci√≥n Pol√≠tica nos hablan de esa redistribuci√≥n de los apoyos a Andr√©s Manuel. Avanza en zonas rurales, en el sureste, y entre quienes carecen de estudios, as√≠ como en un estrato de ingresos entre 2400 y 5000 pesos, que bien puede representar quienes aumentaron sus muy exiguos ingresos gracias a los apoyos sociales de la 4T. Quienes los perciben, en general, siguen siendo por supuesto su fortaleza m√°s s√≥lida. En cambio, retrocede entre quienes tienen maestr√≠a o licenciatura, en las √°reas urbanas, y espec√≠ficamente en Ciudad de M√©xico. Todos ellos, cada cual a su manera, sectores bastante influyentes que le han retirado su confianza al Presidente. Se preguntaba la pasada semana ‚ÄúEl Pa√≠s‚ÄĚ si puede AMLO (o quien le suceda) gobernar sin las clases medias. Y ese es justo el problema que tiene -Andr√©s Manuel y se resiste a aceptar: que los sectores con menos estudios y m√°s pobres son quienes menos se movilizan en el momento electoral. Eso lo entendi√≥ muy bien el PRI de la ‚Äúpresidencia imperial‚ÄĚ, y fue precisamente cuando perdi√≥ al estrato medio cuando empez√≥ a perder el poder. Lo que pretende AMLO es peor, no es gobernar sin ese sector, sino en contra de √©l. Una an√©cdota, seguramente ap√≥crifa, cuenta que Mar√≠a Antonieta, reina de Francia, dijo que si el pueblo no ten√≠a pan, que comiera pasteles. No sab√≠a dicha se√Īora lo cerca que ten√≠a la guillotina, y ese es el grave inconveniente de quienes viven fuera de la realidad.
 
As√≠ que de los dichos a los hechos hay grandes trechos. Andr√©s Manuel conf√≠a en su p√ļlpito ma√Īanero y en sus habilidades de conductor de masas, pero me temo que no interioriza que las masas que le siguen son, casi √ļnicamente, las que cobran por ello. Eso es probable que ocurra tambi√©n en la contramarcha que est√° programando. Tiene la gran suerte de no tener por ahora a nadie de entidad que se le oponga, pero pierde de vista que nunca ha tenido la virtud de ser due√Īo de sus silencios, y s√≠ el gran defecto de ser esclavo de sus palabras. El que mucho habla, mucho yerra, y esos sectores medios, junto a los m√°s informados y formados, ya no pican el anzuelo. Ojal√° tome nota, hable menos, y haga m√°s. A don L√°zaro C√°rdenas, a quien, ya fuera de la presidencia, siempre se le andaba pidiendo que interviniera m√°s, lo llamaban la ‚ÄúEsfinge de Jiquilpan‚ÄĚ, por sus presuntos silencios. Y eso que sus pronunciamientos no fueron escasos. ¬ŅC√≥mo pasar√° a la historia este Presidente tan locuaz, amigo de hablar mucho y hacer poco? Quiz√° aplique el ‚ÄúMerolico de la Chingada‚ÄĚ. Lo digo por su rancho, claro.

adolcafe@yahoo.es



ADOLFO GONZ√ĀLEZ reside en Espa√Īa, y es analista pol√≠tico especializado en la interpretaci√≥n de la metodolog√≠a de Saba Consultores de medici√≥n de la opini√≥n p√ļblica.

Las opiniones expresadas por el autor no reflejan necesariamente el punto de vista de MOBILNEWS.MX

Más artículos del autor

Contenido reciente