El empoderamiento femenino y la responsabilidad

No hay poder sin responsabilidad, y cada espacio ganado por y para las mujeres, desencadena una responsabilidad de seguir luchando por la igualdad de género, por  la justicia social, por apoyar a otras mujeres.
02/03/2023

Durante décadas las mujeres han luchado por la igualdad de oportunidades en el mundo empresarial, y aunque ha habido algunos avances en este ámbito, todavía hay mucho trabajo por hacer.

De acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) de México correspondientes al cuarto trimestre de 2021, la participación de las mujeres en puestos directivos y gerenciales es del 38.2 por ciento, mientras que los hombres ocupan el 61.8 por ciento de estos puestos.

Estas cifras muestran que, aunque ha habido un avance en la inclusi√≥n de mujeres en puestos de liderazgo en M√©xico, a√ļn existe una brecha de g√©nero significativa en la representaci√≥n de mujeres en puestos ejecutivos.

A pesar de que las mujeres pueden ser más empáticas y tener un enfoque más colaborativo, lo que les permite tener una visión más integral y trabajar en equipo de manera efectiva.

Este fin de semana vi una serie en Netflix, llamada La Ley de Lidia Po√ęt, que cuenta la historia de la primera abogada italiana, y de todas las penalidades que tuvo que pasar para convertirse en abogada, cosa que no logr√≥ hasta la segunda d√©cada del siglo XX. Ya casi en el ocaso de su vida logr√≥ ejercer la profesi√≥n que tanto hab√≠a deseado.

En la serie esta mujer es juzgada por todo, por usar pantalón y no vestido, por no estar casada, por andar en bicicleta, por atreverse a compartir sus opiniones en un mundo netamente masculino. De hecho hay una escena donde uno de los personajes le dice : "Si Dios quisiera que fueras abogado, hubieras nacido hombre". Así era el pensamiento a finales del siglo XIX.

Y es gracias a la pasi√≥n y esp√≠ritu de esas mujeres  que todas gozamos del privilegio de ser libres, de votar y ser votadas, de tener una educaci√≥n, de ejercer una profesi√≥n, de decidir si nos casamos o no, si nos volvemos religiosas o nos arrojamos a los placeres del mundo. Es verdad, no en todas los pa√≠ses, ni en todas las regiones o pueblos las mujeres pueden gozar de estos privilegios en igualdad de circunstancias ( y en M√©xico las cifras de las mujeres vulneradas, maltratadas y violentadas son alarmantes),  pero cada d√≠a se lucha porque todas puedan ejercer sus derechos.

Pero no hay poder sin responsabilidad, y cada espacio ganado por y para las mujeres, desencadena una responsabilidad de seguir luchando por la igualdad de g√©nero, por  la justicia social, por apoyar a otras mujeres y de ser modelos a seguir para las futuras generaciones. 

Yo no sé si en el infierno haya un lugar reservado para las mujeres que no apoyan a otras mujeres, como decía Madeleine Albright. Lo que sí sé es que en este mundo, las mujeres no deberíamos de juzgarnos ni atacarnos entre nosotras por tener opiniones y formas diferentes de disfrutar la vida.

valencia@vaes.com.mx



VER√ďNICA VALENCIA G√ďMEZ es divulgadora y consultora de comunicaci√≥n y mercadotecnia en Vaes Comunicaci√≥n. Es periodista especializada en Tecnolog√≠as de la Informaci√≥n, cuenta con una maestr√≠a en marketing digital y certificaci√≥n como instructora capacitadora on line y offline.

Las opiniones expresadas por el autor no reflejan necesariamente el punto de vista de MOBILNEWS.MX

Más artículos del autor

Contenido reciente