Verónica Valencia

QUBITS
Para que el ser humano tenga un mayor rendimiento es necesario el descanso, pues el estrés emocional ocasionado por el exceso de trabajo trae consigo problemas que afectan su salud y desempeño.


El desuso de la escritura puede traer problemas a los más pequeños a la hora de aprender, pues en la tierna infancia activaría las redes neuronales que conectan factores cognitivos, visuales y motores.


Tanta opinión en las redes sociales ha hecho creer a muchos que hablar públicamente es una actividad sencilla, o lo que es peor que los valores son un tipo de accesorio que pueden usar a conveniencia y no es así.


Muy pocos son los que estiman y entienden el valor de la derrota, tan importante es saber perder como saber ganar, sin embargo para lo primero no estamos mentalizados, nadie nos ha enseñado.


Enrique Rojas en su libro "El Hombre Light" escibe que nos hemos ido convirtiendo en un sujeto trivial, ligero, frívolo, que lo acepta todo, pero que carece de unos criterios sólidos en su conducta.


Las personas entusiastas son capaces de vencer los desafíos de lo cotidiano, pero para desempeñar cualquier actividad es necesario algo más que el entusiasmo.


Cuando una persona no disfruta su trabajo es infeliz durante gran parte del día y por su puesto de su vida, si es que no cambia de trabajo o de actividad.


El último censo en México apunta que el país envejece, hay menos nacimientos y mayor esperanza de vida. La edad mediana de la población era de 22 años en 2000, 26 en 2010 y 29 en la actualidad.


No hay motivación sin presión, y ésta es parte de nuestras vidas (deportes, negocios, escuelas y trabajos). Saber manejar la presión puede determinar el triunfo.


Las pantallas y el internet son una barrera, una forma de evasión, una adicción y un escape a esa cercanía que no se quiere, no se puede, o no se sabe tener.


Contenido reciente