No somos √°ngeles: las lecciones de Trump

Juan Palacios

APOTROPAICO
Lo importante en esta elección no es tanto saber quién gana, sino por qué Trump recibió casi la mitad de los votos.
06/11/2020

Durante mucho tiempo, los modelos de las ciencias sociales parten de lo que podr√≠a llamarse ‚Äúel hombre racional‚ÄĚ, un hombre que act√ļa en funci√≥n de sus pensamientos y no de sus emociones, es un modelo que, aunque cuestionado en los √ļltimos a√Īos, es la base de la mayor√≠a de los an√°lisis de los procesos sociales como, por ejemplo, las elecciones.

Que las cosas no son como esos modelos los refieren nos lo est√° mostrando Estados Unidos en este proceso electoral. Nos est√° gritando que los seres humanos no somos √°ngeles que solo, que no solo pensamos de forma racional, independientemente de mezquindades y bajas pasiones, que quiz√° lo hacemos desde nuestros miedos m√°s profundos. 

Creo que hoy queda claro que nuestras filias, pero sobre todo nuestros miedos, nuestras fobias, dirigen la toma de decisiones tales como ¬Ņa qui√©n elegir presidente, a qui√©n como nuestro l√≠der? Ojo, que no nuestro mandatario, con todas las diferencias que ello implica.

Antes de las elecciones del pasado martes, todas las encuestas aseguraban que Trump sería el gran perdedor de las elecciones y que Biden sería el presidente de EUA en una jornada electoral en que la diferencia sería muy grande.

No hay tal, hoy, para decirlo de forma tropicalizada, se est√° contando ‚Äúvoto por voto y casilla por casilla‚ÄĚ y no habr√° resultados hasta que en Nevada, Georgia o Pensilvania se termine el conteo, lo cual suceder√° la pr√≥xima semana.

Pero independientemente de los resultados finales, lo importante para todos deber√≠a ser entender por qu√© un presidente como Trump, a quien los ‚Äúexpertos‚ÄĚ califican como uno de ‚Äúlos peores‚ÄĚ presidentes, como mentiroso y mis√≥gino, recibi√≥ casi 70 millones de votos.

Eso es importante, porque nos dice que hay ‚Äúhechos‚ÄĚ que unos perciben y otros no, que adem√°s, lo que se plantea como ‚Äúdatos duros‚ÄĚ o como ‚Äúhechos incontrovertibles‚ÄĚ, al menos en las ciencias sociales, no son tales, ya que cada persona los procesa de acuerdo con sus experiencias, sus anhelos y sus necesidades, pero sobre todo, con sus prejuicios: en pocas palabras cada uno de nosotros ve lo que quiere y puede ver, independientemente de la realidad.

Trump supo pulsar esa tecla, supo sacar a relucir los miedos que todos tenemos y que se reflejan en la conducta, ya sea el miedo a perder el trabajo, la seguridad o, simplemente, a perder un modo de vida.

Pero la tecla no la trajo Trump, estaba ahí, él supo que estaba ahí y simplemente explotó lo que significaba. De esa forma hizo contacto con quienes hoy votan por él. Creo que las cosas van mucho más allá de la racionalidad, que tienen que ver con un nuevo, válgame la expresión, vacío existencial.

Más o menos como cuando Nietzsche declaró que dios había muerto, no lo mató él, sino que recogió el sentir de una era.

Así pasa hoy con Trump, estamos viviendo un momento de transición hacia una nueva realidad histórica, la cual se nos presenta como desconocida, caótica y amenazante, por ello intentamos asirnos a nuestras seguridades, a lo que nos da confianza, a un pasado que idealizamos.

No será sencillo el tránsito hacia ese futuro, viviremos momentos obscuros, más obscuros que los que estamos viviendo, nuestras certezas, el mundo en que nos habíamos acostumbrado a vivir, ha muerto y no sabemos qué está naciendo.

Creo que quien mejor ha explicado en nuestro país esta situación es Macario Schettino, hay que leerlo y volverlo a leer. Pues eso.

jpalacios@mobilnews.mx



JUAN PALACIOS es educador de profesión, periodista por vocación. Editorialista en La Moneda, ABC, El Porvenir y Radio Alegría

Las opiniones expresadas por el autor no reflejan necesariamente el punto de vista de MOBILNEWS.MX

Más artículos del autor

Contenido reciente