¬ŅCu√°nto puede depreciarse el peso en los siguientes meses?

Gabriela Siller Pagaza

ENTORNO MACROECON√ďMICO
Aunque hay escenarios que podrían provocar depreciaciones mayores al 10% del peso frente al dólar, tienen baja probabilidad de ocurrencia.
25/10/2022

El tipo de cambio se ha mantenido más o menos estable desde agosto, cotizando la mayor parte del tiempo entre 19.80 y 20.20 pesos por dólar. La estabilidad se da por el flujo de divisas que entra al país por exportaciones, remesas e inversión extranjera directa. Aunque han salido capitales, el monto es mucho menor de lo que entra de divisas por exportaciones.

Cotizaciones debajo de 20 pesos se consideran adecuadas para la toma de coberturas y para la compra anticipada de dólares. Esto provoca que vuelva a subirse a niveles cercanos a 20 pesos por dólar. Por el contrario, niveles encima de 20.60 se consideran adecuados para vender dólares y para toma de coberturas para exportadores. Esto vuelve a bajar al tipo de cambio.

De hecho, en el a√Īo solo el 12.3% de los d√≠as ha cerrado por arriba de 20.60 pesos y solo el 5.7% de los d√≠as ha cotizado debajo de 19.80 pesos por d√≥lar. Esto hace poco probable que el peso muestre una depreciaci√≥n acelerada (mayor a 5%) en los siguientes 12 meses, bajo un escenario central.

Los periodos en los que el peso se ha depreciado en el pasado de manera significativa (10% o más) están relacionados con eventos que han tomado por sorpresa al mercado o han afectado el potencial de recepción de divisas de México.

Las exportaciones y remesas han desacelerado su crecimiento anual, lo cual se espera siga ante el deterioro de la econom√≠a de Estados Unidos, de la cual se estima que existe una probabilidad de 60% que entre en una leve recesi√≥n en 2023. Con menores flujos de divisas es de esperarse que el tipo de cambio suba. En este contexto se estima el tipo de cambio cierre este a√Īo en un nivel cercano a 20.30 pesos por d√≥lar y cotice en promedio en 20.77 pesos el 2023.

Esto es bajo un escenario central donde el diferencial de tasa de interés entre México y Estados Unidos se mantiene al menos hasta tercer trimestre del 2023, la guerra no escala y no hay mayor aversión al riesgo global o sobre México.

Así, el principal riesgo para el tipo de cambio será siempre un menor flujo de divisas por menores exportaciones, remesas y/o salidas de capitales.

Esto implica que el principal riesgo no es una recesión leve en Estados Unidos, sino la expectativa de menores exportaciones por sanciones comerciales o una recesión en Estados Unidos que se agrava, fugas de capitales por recortes en calificación crediticia o alta aversión al riesgo global o sobre México y menor diferencial o expectativa de menor diferencial de tasas de interés entre México y Estados Unidos.

Bajo el escenario de sanciones comerciales fuertes, el tipo de cambio podría subir a 21 pesos por dólar, mientras que una salida del T-MEC o aranceles de 25%, pérdida del grado de inversión de la deuda soberana de México, políticas económicas internas que generen incertidumbre, recesión fuerte en Estados Unidos, escalamiento en la guerra o disminución del diferencial de tasa de interés entre México y Estados Unidos, podrían provocar depreciaciones mayores al 10%. Sin embargo, son escenarios que por lo pronto tienen baja probabilidad de ocurrencia.

gsiller@bancobase.com



GABRIELA SILLER PAGAZA es Directora de An√°lisis Econ√≥mico de Banco BASE y profesora de econom√≠a en el Tec de Monterrey.

Las opiniones expresadas por el autor no reflejan necesariamente el punto de vista de MOBILNEWS.MX

Más artículos del autor

Contenido reciente