o conmigo o contra mí

Es una manifestaci√≥n de algo muy extendido entre la nueva izquierda, como es el tildar de ‚Äúfascista‚ÄĚ a todo aqu√©l que no comulgue con sus ruedas de molino ideol√≥gicas.
28/10/2021

‚ÄúNi quito ni pongo rey, pero ayudo a mi se√Īor‚ÄĚ, Bertrand du Guesclin.
 
Corr√≠an los a√Īos centrales del siglo XIV, algo ha llovido desde entonces, cuando un caballero franc√©s llamado Bertrand du Guesclin, intervino en calidad de mercenario en la guerra civil fratricida que se sosten√≠a en Castilla. Lo hizo a favor de quien ser√≠a despu√©s Enrique II, perteneciente a una rama de origen bastardo que fundar√≠a despu√©s la dinast√≠a Trast√°mara, de honda huella en la Historia, puesto que a ella pertenecieron, por ejemplo, los Reyes Cat√≥licos. La cuesti√≥n es que, durante una entrevista promovida por el propio Du Guesclin, el mencionado Enrique asesin√≥ en Montiel a su rival y medio hermano Pedro el Cruel, y de ese modo accedi√≥ al trono. Como todo pareci√≥ indicar que Bertrand tom√≥ parte activa, adem√°s de en la preparaci√≥n, en el propio asesinato, su respuesta a la cuesti√≥n, que es la cita que antecede este texto, qued√≥ para los anales de las cr√≥nicas castellanas.
 
Todo esto viene a cuento, y enseguida se lo explico a mis pacientes lectores, porque as√≠, mercenarios y dispuestos a lo que sus necesidades dicten, quiere AMLO a sus seguidores. En la agenda del Presidente han figurado en la pasada semana dos temas que nada tienen que ver con la actualidad y s√≠ mucho con las neurosis presidenciales, y sobre todo con sus intenciones de extender una y otra vez cortinas de humo que opaquen la realidad del pa√≠s. El primero, la influencia de los videojuegos en los j√≥venes. Ning√ļn descubrimiento. El segundo, el supuesto car√°cter conservador que censur√≥ en la UNAM, nada menos que la principal universidad p√ļblica de M√©xico, y una de las mayores del mundo, que adem√°s es su propia alma mater.
 
Las reacciones a esta extempor√°nea intromisi√≥n en la libertad de c√°tedra no se han hecho esperar, y han resultado contrarias y un√°nimes en toda la comunidad acad√©mica, desde el propio Rector hasta los estudiantes. Aparte de la realidad, para m√≠ evidente, de que un Presidente de la naci√≥n no debe tener entre sus ocupaciones dictar la l√≠nea ideol√≥gica de la docencia universitaria, me he preguntado qu√© razones tendr√° don Andr√©s para sacar a relucir tal cuesti√≥n en una ma√Īanera. Se han dicho en medios de todo tipo, pero para m√≠ est√°n claras. Lo que pide el l√≠der no es imparcialidad, ni siquiera aquiescencia, es entrega y colaboraci√≥n activas y sin ambages. O est√°s conmigo, o est√°s contra m√≠. Es una manifestaci√≥n de algo muy extendido entre la nueva izquierda, como es el tildar de ‚Äúfascista‚ÄĚ a todo aqu√©l que no comulgue con sus ruedas de molino ideol√≥gicas. Lo cual, am√©n de ser un disparate, ha terminado por diluir como una azucarillo la verdadera significaci√≥n del t√©rmino ‚Äúfascista‚ÄĚ.
 
Los datos de la medici√≥n de SABA Consultores del pasado d√≠a 26 nos pueden asomar a una respuesta que hace l√≥gico (que no es lo mismo que oportuno ni adecuado) que AMLO arremeta contra el sector acad√©mico, como veremos despu√©s. En primer lugar hay que hacer notar que todos los signos que se observaban en el monitoreo anterior se mantienen sin cambios. Es decir, y fundamentalmente: un descenso de la identificaci√≥n con Morena, que se puede cifrar en unos siete puntos en el √ļltimo mes, mientras que los valores de aprobaci√≥n al Presidente se mantienen. Por lo tanto, se confirma que existe un proceso de divorcio entre los fieles a AMLO y su partido. Por otra parte, se mantienen los valores de advertencia negativa en el n√ļmero de quienes desean que Andr√©s Manuel repita mandato, Dios no lo quisiera. Finalmente, en el rubro de mejores pol√≠ticos, los valores del Presidente siguen en horas bajas: m√°s de nueve puntos por debajo de los que disfrutaba hace apenas mes y medio.
 
Esta es una de las ventajas de la metodolog√≠a de SABA. No es una fotograf√≠a del momento, sino una pel√≠cula que muestra una evoluci√≥n. Un 24 por ciento en quienes piensan que AMLO es el mejor pol√≠tico puede ser, aisladamente, un buen dato. Pero puesto en relaci√≥n con el 33 del 6 de septiembre, queda clara la tendencia a la baja, que adem√°s no es de hoy. Pero hay algo m√°s. Resulta que, repetidamente, en los hipocentros de los avisos negativos est√°n los licenciados y quienes tienen m√°s a√Īos de estudios, al contrario que en los positivos, donde se encuentran los que menos formaci√≥n poseen. Ah√≠ est√° el punto, y como AMLO lo sabe, arremete contra el mundo acad√©mico porque, seg√ļn su particular cosmovisi√≥n, quienes salen de ah√≠ no lo hacen con los par√°metros que a √©l le gustar√≠an. Dicho de otro modo: la educaci√≥n deber√≠a ense√Īar a pensar, no a obedecer, pero don Andr√©s lo que quiere es que de las universidades salga una especie de producci√≥n en serie de ‚ÄúBertranes du Guesclines‚ÄĚ, que ni quiten ni pongan rey, pero ayuden a su se√Īor. Aunque sea a cambio de un m√°s o menos generoso pago, si puede ser menos, mejor.
 
Si las gentes no analizan demasiado, o no se les da capacidad para hacerlo, podr√°n seguir ufan√°ndose de que AMLO ha sido declarado poco menos que subcampe√≥n mundial de los presidentes, sin darse cuenta de que se trata de su simple visi√≥n distorsionada. Porque, mientras tanto, en M√©xico sucede lo que salta a la vista en el ‚ÄúTop of mind‚ÄĚ de acontecimientos, junto a la menci√≥n de esa ‚Äúmedalla de plata‚ÄĚ de los gobernantes. Sin √°nimo de ser exhaustivos, repasemos la lista de lo que los mexicanos afirman haber tenido presente: violencia, delincuencia, inseguridad, asesinatos, muertes, matanzas, asaltos, robos, secuestros, ni√Īas que se venden. Parece que la pol√≠tica de abrazos solo demuestra que es imposible matar a un puerco a besos. Pero el Presidente anda ocupado en intervenir ideol√≥gicamente en las universidades. S√≠, ¬°Porca miseria!

adolcafe@yahoo.es



ADOLFO GONZ√ĀLEZ reside en Espa√Īa, y es analista pol√≠tico especializado en la interpretaci√≥n de la metodolog√≠a de Saba Consultores de medici√≥n de la opini√≥n p√ļblica.

Las opiniones expresadas por el autor no reflejan necesariamente el punto de vista de MOBILNEWS.MX

Más artículos del autor

Contenido reciente