La prueba del ganso

Andr√©s Manuel replica con bastante exactitud las pol√≠ticas que se√Īalaba como reprobables en sus a√Īos de opositor. Est√° repitiendo corregidas y aumentadas muchas de las pol√≠ticas del viejo PRI.
19/11/2021

"Basta de realidades: queremos promesas", Frase atribuida a alg√ļn momento de mayo del 68.
 
De nuevo los datos del monitoreo de SABA Consultores nos revelan un panorama id√≠lico entre AMLO y sus seguidores. Serie por encima de la media en aprobaci√≥n y calificaciones bajas, alerta positiva en este √ļltimo apartado y en el "Top of mind" de candidatos a la presidencia. Todos los hipocentros correspondientes se integran gracias a los de menos estudios, menos ingresos, m√°s edad, no usuarios de internet, y por supuesto quienes apoyan su gesti√≥n. Esta mejor√≠a, que acontece desde hace poco m√°s de un mes, se produce paralelamente a un incremento del n√ļmero de quienes perciben apoyos sociales, que a su vez son m√°s o menos esos mismos grupos. Por m√°s que moleste a muchos, es de lo m√°s l√≥gico inferir que una cosa guarda relaci√≥n con la otra.
 
Hay una prueba de razonamiento inductivo que se denomina "Prueba del pato". Viene a decir que, ante un conjunto de evidencias que conducen a una conclusión altamente probable, lo razonable es aceptar dicha conclusión. Enunciado de otro modo: si grazna como un pato, camina como un pato y se comporta como un pato, entonces, ¡probablemente es un pato! Para el caso que nos ocupa, si aumentan los apoyos sociales a determinados grupos durante un lapso también determinado de tiempo, y en ese mismo lapso repunta apreciablemente el respaldo y la aprobación a aquél que da esos apoyos, lo razonable es concluir que hay una relación clara entre causa y efecto.
 
Es curioso comprobar como Andr√©s Manuel, no solo en esta cuesti√≥n, replica con bastante exactitud las pol√≠ticas que se√Īalaba como reprobables en sus a√Īos de opositor. Es muy f√°cil de comprobar visitando la traicionera hemeroteca. AMLO vive obsesionado con algunas cosas, como marcar la agenda en todo y de todos, teledirigir su sucesi√≥n o se√Īalar a los opositores como responsables de lo que suceda en la actualidad, por m√°s que sea √©l quien est√° en el gobierno, y por m√°s que sea evidente que est√° repitiendo corregidas y aumentadas muchas de las pol√≠ticas del viejo PRI, que parece ser su alma mater en mucha m√°s medida de lo que es la UNAM, contra la que manifiesta tanta aversi√≥n.
 
Pero olvida la necesidad imperiosa de reformas estructurales. La lucha contra la violencia, incluyendo hasta sus propios √©xitos, como la reciente detenci√≥n de Rosalinda, que queda enterrada entre los dimes y diretes del Presidente. Por supuesto que relega una mejora y un tratamiento racional de la pol√≠tica cient√≠fica y tecnol√≥gica, incluyendo la relaci√≥n con los propios cient√≠ficos. Olvida la atenci√≥n a la econom√≠a, con una inflaci√≥n en pleno recrudecimiento, que a quien m√°s perjudica es evidentemente a los m√°s pobres. Reconoce el desabasto de medicamentos, pero lo plantea como algo ajeno a su responsabilidad. Y desde luego a√ļn no ha reconfigurado exitosamente las fuerzas policiales, que son la clave para la lucha contra la violencia y el narcotr√°fico.
 
Mientras tanto, y este es otro serio problema, la oposici√≥n ni est√° ni se le espera. Hoy, hoy, hoy, se inicia la cumbre trilateral con Canad√° y Estados Unidos, donde seg√ļn le vaya a M√©xico tambi√©n hay una cuota de responsabilidad para el canciller-aspirante a la presidencia. No hay muy buenas perspectivas, sobre todo ante las muchas presiones que Biden recibe para que le de serios toques de atenci√≥n a Andr√©s Manuel. El Tri acaba de tener dos sonoros y preocupantes fracasos con los vecinos del norte, y no hay razones para pensar que le vaya a ir mejor a Andr√©s Manuel. Por muy ufano que quiera sentirse, y por m√°s que quiera enga√Īarse con sus buenos datos de aprobaci√≥n, no son m√°s que la respuesta a unas d√°divas que cuestan mucho al erario p√ļblico, y que mientras se hacen efectivas no van acompa√Īadas de las necesarias reformas para que quienes las reciben ya no las necesiten m√°s, sino que puedan valerse por s√≠ mismos. Llamemos si quieren a esta prueba emp√≠rica "la prueba del ganso". Y revisen el viejo lema que antecede a este texto, casi una leyenda urbana con origen en el 68, para sacar conclusiones. M√°s promesas y menos realidades. Es triste, pero para muchos esta situaci√≥n es una r√©plica de aquel dicho popular de dame pan y, si quieres, ll√°mame tonto. Solo que la exigua raci√≥n de pan que ahora conforma a muchos se acabar√°, y cuando la pobreza entre otra vez de lleno por la puerta, el amor saltar√° raudo por la ventana.

adolcafe@yahoo.es



ADOLFO GONZ√ĀLEZ reside en Espa√Īa, y es analista pol√≠tico especializado en la interpretaci√≥n de la metodolog√≠a de Saba Consultores de medici√≥n de la opini√≥n p√ļblica.

Las opiniones expresadas por el autor no reflejan necesariamente el punto de vista de MOBILNEWS.MX

Más artículos del autor

Contenido reciente