Las ollas en la lumbre

26/11/2019

Por Rogelio Ríos Herrán


Me sent√© frente a mi PC en la pl√°cida ma√Īana del domingo 24 de noviembre, un mes antes de la Nochebuena y una semana apenas para el 1 de diciembre, taza de caf√© en mano y todav√≠a en pijamas, a reflexionar sobre el panorama pol√≠tico en M√©xico y, poco a poco, la placidez dominguera fue dando paso a la zozobra ante las nubes en el horizonte: el caf√© se enfri√≥ sin darle un sorbo.

Con una peque√Īa ayuda de sus amigos de Morena (el Movimiento de Regeneraci√≥n Nacional), el Presidente Andr√©s Manuel L√≥pez Obrador ha escrito una nueva versi√≥n del cl√°sico dicho de los pol√≠ticos de anta√Īo, los de la vieja escuela: nunca pongas muchas ollas en la lumbre porque algunas se te van a quemar.

Cuando se acerca ya el corte de caja del primer a√Īo de Gobierno el 1 de diciembre, obligado a dar resultados, a producir acciones y estad√≠sticas positivas, lo que se ve no pinta bien: AMLO logr√≥ promover la unidad nacional, s√≠, pero en su contra, para usar otro viejo chiste pol√≠tico mexicano.

Las ‚Äúollas en la lumbre‚ÄĚ son los asuntos de gobierno que requieren atenci√≥n y soluci√≥n urgentes, las crisis que estallan de manera imprevista, las consecuencias no calculadas de decisiones tomadas con precipitaci√≥n, en fin, es todo aquello que el Presidente no imagin√≥ que ir√≠a a pasar, pero pas√≥ y ahora obra en su contra.

Van algunas ollas, pues sería imposible abordarlas aquí a todas:

1) La olla del Presupuesto de Egresos 2020: no bien se aprob√≥ en el Congreso De la Uni√≥n, en una extra√Īa sesi√≥n fuera de su recinto habitual, cuando √Āngel √Āvila Romero, dirigente nacional del PRD, dijo que ‚Äúllevar√° al pa√≠s a la bancarrota‚ÄĚ y agreg√≥ que ‚Äúcomo en los viejos tiempos del PRI, estamos camino a una dictadura‚ÄĚ. Marko Cort√©s (PAN) expres√≥ que ‚Äúel presupuesto se est√° usando de manera discrecional, no para la productividad y crecimiento del pa√≠s‚ÄĚ. Alejandro Moreno (PRI), afirm√≥ que ‚Äúno estamos en contra de que se apoye a mujeres, j√≥venes o adultos mayores. En lo que estamos en contra es de que no hay apoyo para el crecimiento del pa√≠s‚ÄĚ. √Ālvaro L√≥pez, dirigente de la Uni√≥n Nacional de Trabajadores Agr√≠colas (UNTA), ante los recortes para recursos al campo, advirti√≥ que el Presidente L√≥pez Obrador y su Gabinete ‚Äúconocer√°n de nuestra ira y de nuestro enojo por ese desd√©n que han cometido en contra del campo‚ÄĚ.

2) La Olla de Evo: La incapacidad de Evo Morales de guardar un perfil bajo y discreto como asilado pol√≠tico en M√©xico, su inclinaci√≥n a hablar una y otra vez cuando le ponen enfrente un micr√≥fono y opinar sobre los asuntos de Bolivia, ha provocado lo esperado: el rechazo de una amplia porci√≥n de la opini√≥n p√ļblica mexicana a su presencia en M√©xico. Otra cosa ser√≠a, seguramente, si el se√Īor Morales mostrara m√°s recato o su anfitri√≥n se lo exigiera, pero no es as√≠. Ahora, muchos mexicanos se preguntan no si debemos asilar a Evo, sino ‚Äú¬Ņpor qu√© tenemos que mantenerlo los mexicanos?‚ÄĚ No ayuda nada que a Evo le guste ir a comer a restaurantes elegantes en la CDMX a costa del erario. Nada.

3) La olla de los LeBar√≥n: Si bien pospuso su caravana a Washington, DC, para entrevistarse con el Presidente Trump, la familia LeBar√≥n ha hablado claro y alto en el sentido de que no ve una respuesta adecuada de las autoridades mexicanas, a casi tres semanas del ataque que sufri√≥ el 4 de noviembre, sobre el avance de las investigaciones; agreg√≥ que ‚Äúlos c√°rteles mexicanos representan el mayor problema de seguridad para el pueblo estadounidense, a√ļn m√°s que casi todos los grupos combinados que se reconocen oficialmente como terroristas‚ÄĚ y, adem√°s, que rechazan absolutamente ‚Äúla idea de que no tienen una agenda pol√≠tica, ya que se ha demostrado claramente que influyen en el gobierno mexicano en todos los niveles‚ÄĚ. El Presidente L√≥pez Obrador los recibir√° el 2 de diciembre, hasta despu√©s del aniversario de su toma de posesi√≥n.

4) La olla de Javier Sicilia: relacionada con el caso de la familia Le Baron, la carta que dirigi√≥ p√ļblicamente Javier Sicilia al Presidente L√≥pez Obrador, publicada en la revista Proceso, es un escrito profundo, directo, altamente sensible sobre la amenaza de la inseguridad y la postura err√≥nea de AMLO al enfocar este problema, seg√ļn considera el escritor, poeta y activista social: ‚ÄúDurante tu campa√Īa, Presidente, prometiste hacer de la verdad, la justicia y la paz la agenda de la naci√≥n. Por desgracia, dejaste a un lado esas promesas para poner en su lugar otras que carecen de sentido cuando el pa√≠s est√° en llamas. A fuerza de reducir la erradicaci√≥n de la violencia a abrazos y no balazos, y a un pu√Īado de programas sociales destejidos de una verdadera y profunda pol√≠tica de Estado en materia de justicia transicional, la consecuencia de los abrazos es la misma que la de las balas: sufrimiento, indefensi√≥n y muerte. No se trata, como dijo Jacobo Day√°n, de cu√°ntos balazos o cu√°ntos abrazos hay que dar para detener el horror. Las dos estrategias est√°n equivocadas. Se trata de saber cu√°nto Estado se necesita para construir la justicia y la paz, y eso implica pol√≠ticas de Estado profundas que t√ļ, Presidente, prometiste hacer y no has hecho‚ÄĚ. Sicilia no ser√° recibido ni escuchado personalmente por el Presidente.

5) La olla de Culiac√°n: esta olla gigantesca incluye no s√≥lo el ‚ÄúCuliacanazo‚ÄĚ del 17 de octubre, sino sucesos inmediatamente anteriores: la masacre de 13 polic√≠as estatales en Aguililla, Michoac√°n; la muerte de 14 presuntos delincuentes y un militar en Tepochica, Guerrero y m√°s recientemente los enfrentamientos y bloqueos en Ciudad Ju√°rez y Nuevo Laredo, adem√°s del acribillamiento de 5 polic√≠as municipales en Fresnillo, Zacatecas. Nada de eso est√° resuelto, no hay avances en las investigaciones, no se mencionan esos casos en el discurso oficial, ¬Ņqu√© va a decir sobre esto el Presidente L√≥pez Obrador el 1 de diciembre?

6) La Olla de Manuel Bartlett: el caso Bartlett es quiz√°, si hacemos a un lado el tema de la inseguridad, la piedra m√°s grande en el zapato de la credibilidad del Presidente L√≥pez Obrador. Simplemente, no sabe qu√© hacer con su aliado pol√≠tico. El 9 de septiembre se abri√≥ una carpeta de investigaci√≥n en la Secretar√≠a de la Funci√≥n P√ļblica, despu√©s de varios d√≠as de se√Īalamientos de enriquecimiento inexplicable y conflicto de intereses de Batlett originados en un reportaje de Areli Quintero para el programa del periodista Carlos Loret de Mola en W Radio que, con base en documentaci√≥n rigurosa, descubri√≥ que el patrimonio inmobiliario del funcionario federal era al menos ¬°16 veces m√°s de lo que hab√≠a declarado!, y eso nada m√°s en propiedades inmobiliarias. M√°s de dos meses despu√©s, no se han dado a conocer avances en la investigaci√≥n, a pesar de la gravedad de los se√Īalamientos, y Bartlett sigue despachando normalmente al frente de la Comisi√≥n Federal de Electricidad. La olla sigue hirviendo en la lumbre.

7) La olla de Rosario Piedra y la Comisi√≥n Nacional de Derechos Humanos: se consum√≥ la intenci√≥n del Presidente L√≥pez Obrador de que fuera Rosario Piedra, hija de la legendaria activista Rosario Ibarra de Piedra, quien quedara al frente de la CNDH, y se concret√≥ con m√©todos cuestionables a tal grado que qued√≥ en duda la legitimidad y la solvencia moral de Rosario Piedra para fungir como directora de esa Comisi√≥n, la cual juega un papel crucial en la vida p√ļblica mexicana. Rosario Piedra ha reconocido p√ļblicamente su militancia a nivel de dirigencia en Morena (el partido del Presidente), pero para ella eso no es obst√°culo. El PAN expres√≥ su intenci√≥n de acudir incluso a instancias internacionales para impugnar la designaci√≥n, y el asunto polariz√≥ a la opini√≥n p√ļblica en torno al ‚Äúmadruguete‚ÄĚ que dio Ricardo Monreal en el Senado para que Piedra ‚Äúganara‚ÄĚ la votaci√≥n, el cual fue de un nivel pol√≠tico lamentable.

8) La olla de la ‚Äúprensa fif√≠‚ÄĚ: no pasa una d√≠a, no hay conferencia ‚Äúma√Īanera‚ÄĚ en que el Presidente L√≥pez Obrador deje de denostar a los medios de comunicaci√≥n. No hay manera, simplemente, de que atienda los se√Īalamientos nacionales e internacionales sobre que al agredir verbalmente a la prensa pone en riesgo la integridad profesional y f√≠sica de los periodistas. No s√© qu√© va a pasar en esta √°rea, no veo disposici√≥n presidencial a cambiar de actitud, a ser m√°s prudente, y eso me preocupa.

No son estas todas las ollas en la lumbre, hay muchas más, pues ni siquiera tocamos el entorno económico y las políticas del gobierno hacia la industria, la situación crítica de Pemex, la posibilidad de que México pierda el grado de inversión, las presiones de Estados Unidos y un largo etcétera. De hecho, ¡ya no caben en la estufa!

La cuestión es que, como sabemos, los problemas no se resuelven solos y es preciso una acción gubernamental firme y sustentada en una estrategia adecuada para siquiera empezar a aliviar la elevada presión que bulle en cada olla.

Lo peor es la inacción de las autoridades y esa actitud de negarse a la crítica, no escuchar, no tolerar disidencias y puntos de vista contrarios. Ejercer un liderazgo así, encerrado en su propio círculo de seguidores y colaboradores que no le cuestionan nada, y que se mantiene ajeno a los puntos de vista divergentes, es una receta segura para el desastre.

Bueno, se me olvidaba, ya hay una respuesta: el Presidente L√≥pez Obrador nos ofrece un libro de su autor√≠a titulado ‚ÄúHacia una Econom√≠a Moral‚ÄĚ, publicado por Editorial Planeta, que revela ‚ÄĚel fundamento de la pol√≠tica que se aplica en el periodo neoliberal‚ÄĚ, dijo el autor. Habr√° que ver si el nuevo libro ayuda en algo a apaciguar a las ollas en la lumbre.

Rogelio.rios60@gmail.com



ROGELIO R√ćOS estudi√≥ Relaciones Internacionales y es periodista de opini√≥n sobre M√©xico y el mundo.

Las opiniones expresadas por el autor no reflejan necesariamente el punto de vista de MOBILNEWS.MX

Más artículos del autor

Contenido reciente