Campa√Īa digital

Las redes sociales son una herramienta que deben usar todos los candidatos, no garantiza ganar pero su ausencia los pone m√°s cerca de la derrota.
16/04/2021

Por una gentil invitaci√≥n del profesor Asgar Banda, asist√≠ de manera virtual a la clase Radio I, en la Universidad de Monterrey UDEM, el 13 de abril, en donde un equipo de tres alumnos me hizo una entrevista sobre el tema de comunicaci√≥n pol√≠tica, campa√Īas electorales y redes sociales. Les comparto las interesantes preguntas que me hicieron y espero que mis respuestas hayan sido igual de interesantes.

¬ŅCu√°l cree que sea la forma de distribuci√≥n m√°s eficiente en cuanto a la publicidad de la pol√≠tica?

De entrada, pensar√≠a en una mezcla de redes sociales y campa√Īa presencial que tomara en cuenta que en Mx el acceso a internet alcanza aproximadamente a la mitad de la poblaci√≥n, que extensas √°reas rurales no tienen ese acceso y que la utilizaci√≥n de plataformas como Facebook y Twitter puede crear una sensaci√≥n de omnipresencia, de que abarcan a toda la sociedad, pero no es as√≠ del todo. Una explicaci√≥n radica en que incluso los mexicanos que s√≠ acceden a internet no est√°n interesados, en su mayor parte, en obtener informaci√≥n sobre temas pol√≠ticos, sino que acuden a las redes con otros intereses en mente como diversi√≥n, conocer gente, pasar el tiempo, obtener seguidores, etc. Si soy un candidato, por ejemplo, en Monterrey o la CDMX, ciudades con elevada densidad de poblaci√≥n y alto acceso a internet, me conviene m√°s enfatizar, por supuesto, la presencia en redes sociales que de forma f√≠sica, pero no podr√≠a utilizar esa misma mezcla si mi candidatura fuera en Hualahuises, N.L.

¬ŅSe podr√≠a decir que los candidatos m√°s fuertes en redes son los que ganan?

Un candidato que apostara a una fuerte presencia en redes sociales tendr√≠a, en efecto, m√°s posibilidades de prevalecer sobre sus contrincantes, pero no ser√≠a una apuesta completamente segura. Las redes le dar√≠an visibilidad, le evitar√≠an ‚Äúgastar suela‚ÄĚ en una campa√Īa tradicional y tambi√©n le ayudar√≠an a sacarle la vuelta a las restricciones por la pandemia de coronavirus, pero recordemos que la presencia o ausencia en las redes sociales es solamente un factor entre otros: mucha presencia en redes, pero con mensajes fallidos o d√©biles, o con personas incapaces de hablar y convencer en p√ļblico llevar√≠a al desastre a cualquier campa√Īa electoral. El reto es lograr mucha presencia en redes y tener un mensaje claro, positivo y contundente. El usuario de las redes, por lo general, es muy esc√©ptico de la pol√≠tica, se siente insultado en su inteligencia si escucha mensajes bobos o clich√©s y frases hechas, exige mucho m√°s a los candidatos y los puede criticar y hasta insultar libremente en las redes. Por tanto, las redes sociales son un espacio que cualquier candidato debe tomar con mucha seriedad y presentando lo mejor de s√≠ mismo en ellas.

¬ŅCual es su postura acerca del uso de redes sociales en la guerra sucia de la pol√≠tica?

Me parece lamentable que por alguna raz√≥n que todav√≠a no entiendo a fondo, la gente en las redes sociales se siente con el derecho a insultar, calumniar y difamar, de una manera y con una intensidad que jam√°s usar√≠a en medios de comunicaci√≥n tradicionales o si estuviera cara a cara con quien es objeto de sus cr√≠ticas. Si yo no fuera periodista, ya habr√≠a cancelado mi cuenta de Twitter, plataforma en la que los mensajes de gente que me parece valiosa y sensata se ven abrumados por olas y olas de comentarios de odio, insultos y se√Īalamientos sin argumentos; se respira una vibra muy gris ah√≠, pero es la gran plataforma para tener presencia en redes sociales.

El problema de que en las redes sociales se refleje la guerra sucia de los candidatos y pol√≠ticos es que se tiende a normalizar esa condici√≥n de la pol√≠tica y poco a poco llegamos a pensar que eso es lo normal, que as√≠ son las cosas y no hay posibilidad de subir de nivel la discusi√≥n p√ļblica. Sin embargo, no creo que regular el internet o las redes sociales, plantarles restricciones desde el gobierno de cualquier tipo, sea la soluci√≥n adecuada, la cual, en todo caso, tendr√≠a que venir desde los usuarios mismos.

¬ŅCree que la juventud se influencie m√°s por el candidato con m√°s peso en redes sociales?

Buena pregunta, y para contestarla me plantear√≠a primero que a lo mejor, si definimos juventud, digamos de los 25 a√Īos hacia abajo, quiz√° estar√≠amos subestimando la capacidad de juicio de muchos j√≥venes que ya no se van con la finta de ver un rostro y un nombre una y otra vez en las redes, y que le mera sobreexposici√≥n de un candidato, aunque diga muchas tonter√≠as o haga videos cantando y bailando, va a convencer a un muchacho o muchacha a votar por √©l. No basta que te vean mucho en las redes, necesitas comunicar algo importante, demostrar que entiendes los grandes problemas de tu ciudad y tu pa√≠s, convencer a la gente que tienes visi√≥n y estrategia para gobernar o ser legislador, adem√°s de que mueves el bote en tik tok con mucha simpat√≠a. Al final, lo que la ligereza y frivolidad de muchos candidatos en las redes logran es precisamente lo contrario de lo que buscan: convencen a los j√≥venes, s√≠, pero de no votar por ellos y, en general, de hastiarse de la pol√≠tica y prefieren mantenerse al margen de ella.

¬ŅLos candidatos que no optan por usar redes tienen posibilidades de ganar?

En un caso extremo de candidatos que no usen redes sociales, explicable quiz√° en las monta√Īas de Guerrero o de Oaxaca en donde no hay acceso a internet, no veo c√≥mo puedan ganar si el terreno de la votaci√≥n es parejo. Hacer eso ser√≠a derrotarse de entrada al desechar la herramienta m√°s poderosa de comunicaci√≥n del mundo moderno: el internet y las redes sociales. En un entorno urbano, digamos Monterrey o Guadalajara, quedar fuera de las redes equivaldr√≠a a aplastar tu propia campa√Īa electoral antes de empezarla.

¬ŅTiene el mismo impacto un m√©todo de distribuci√≥n tradicional que una red social?

Yo los veo como m√©todos complementarios, no como excluyentes. En los extremos, una campa√Īa puramente presencial me parecer√≠a tan absurda como otra exclusivamente digital. En el fondo, habr√° candidatos que se sientan m√°s a gusto en la plaza p√ļblica que en las redes sociales, no lo dudo, pero en donde sea que hagan campa√Īa lo esencial es que tengan algo interesante qu√© decir y que lo sepan decir. Una fotograf√≠a del candidato se puede retocar con photoshop hasta dejarlo hecho un gal√°n tipo Robert Redford o una Sophia Loren, pero hasta el momento no se puede retocar ni filtrar con ning√ļn software a un hombre o mujer hablando en vivo en una plaza o a trav√©s de las plataformas sociales. Un simple tuitazo puede arruinar la reputaci√≥n de cualquier candidato o cualquier pol√≠tico, igual que perder los estribos en un discurso en vivo o decir falsedades o absurdos. Las palabras brotan desde dentro de lo que cada uno traemos, reflejan lo mejor y peor de nosotros mismos, y es el instinto el que nos dice si alguien que vemos o escuchamos es sincero o est√° ocultando algo.

Rogelio.rios60@gmail.com



ROGELIO R√ćOS estudi√≥ Relaciones Internacionales y es periodista de opini√≥n sobre M√©xico y el mundo.

Las opiniones expresadas por el autor no reflejan necesariamente el punto de vista de MOBILNEWS.MX

Más artículos del autor

Contenido reciente