La vecindad de AMLO

Si se es feliz con s√≥lo lo indispensable, ¬Ņpara qu√© nos esforzamos en progresar, en tratar de darles una mejor vida a nuestras familias si vamos a caer en las extravagancias y los lujos?
19/05/2020

"No valdr√° medio centavo, pero es linda de verdad", letra de La Vecindad del Chavo, de Roberto G√≥mez Bola√Īos "Chespirito".

El apoyo de la población a sus gobernantes pasa por dos conceptos básicos de la vida cotidiana de las personas: la seguridad y la economía.

Si durante la campa√Īa a la Presidencia nuestro hoy l√≠der hubiera prometido el mundo feliz al que estamos llegando: "desde mi gobierno llevaremos al pueblo a alejarse del consumismo, las extravagancias y la frivolidad, en busca del bienestar material y el bienestar del alma de la poblaci√≥n, que se consigue viviendo solo con lo indispensable", como lo dijo el pasado s√°bado, "la felicidad no consiste en obtener bienes, riquezas, t√≠tulos, fama, lujos, sino en estar bien con nosotros mismos, con nuestra conciencia y con el pr√≥jimo", a lo mejor hoy ser√≠amos infelices porque, posiblemente, buena parte de los poco m√°s de 30 millones que votaron por √©l no hubieran estado dispuestos a perder las "comodidades" que el trabajo duro de a√Īos les ha dado a ellos y sus familias.

Hace una semana, en la conferencia matutina del martes 12 de mayo, L√≥pez Obrador dijo: "nosotros en general tenemos que buscar la austeridad, comprar lo que necesitamos, no consumir de manera enfermiza, si ya tenemos zapatos ¬Ņpara qu√© m√°s? Si ya se tiene la ropa indispensable, s√≥lo eso; si se puede, tener un veh√≠culo modesto para el traslado. ¬ŅPor qu√© el lujo? Claro, somos libres, pero ya no es el tiempo en que como te ve√≠an, te trataban; ahora es al rev√©s, ve uno a una persona as√≠ muy extravagante y hasta se aleja uno".

En mis palabras, si se es feliz con s√≥lo lo indispensable, ¬Ņpara qu√© nos esforzamos en progresar, en tratar de darles una mejor vida a nuestras familias si vamos a caer en las extravagancias y los lujos?

Con muy poco temor a equivocarme, creo que as√≠ como yo, buena parte de los que me hacen el favor de leer mis art√≠culos tienen m√°s de un par de zapatos y, posiblemente, ropa que no se han puesto en la √ļltima semana, es decir, m√°s de la indispensable.

Una de las grandes virtudes de las encuestas es que nos alejan de la visión parcial que tenemos, ya que ésta se basa en lo poco o mucho que vemos en nuestra vida diaria, y nos permiten acceder a una visión más general, estemos o no de acuerdo con ella.

En la quinta y √ļltima Encuesta Nacional sobre Cultura y Pr√°cticas Ciudadanas (ENCUP), realizada por el INEGI y la Secretar√≠a de Gobernaci√≥n del 17 al 28 de agosto del 2012, se pregunt√≥ a 3 mil 750 ciudadanos de todo el pa√≠s: "si tuviera que elegir entre la democracia y el desarrollo econ√≥mico, ¬Ņqu√© considerar√≠a m√°s importante?".

Aunque pareciera muy lejos en el tiempo, s√≥lo basta recordar que si hab√≠a alg√ļn sesgo con respecto a ahora era a favor de la democracia, por dos razones: Pe√Īa Nieto acababa de ganar las elecciones con m√°s del 60 por ciento del electorado en su contra y con un derrotado Andr√©s Manuel, quien se√Īalaba ‚Äú¬°fraude!‚ÄĚ sin demostrarlo en los tribunales (como lo sigue haciendo), y en el presente estamos en medio de una crisis econ√≥mica sin precedentes.

Pese a eso, el 49.9 por ciento consideró el desarrollo económico, el 20.8 por ciento la democracia; el 27.2 por ciento que ambas son igual de importantes.

Creo que hoy sería mucho mayor a ese 49.9 por ciento el que preferiría el desarrollo económico a la democracia.

LA DESIGUALDAD DEL NEOLIBERALISMO

Andrés Manuel López Obrador, a quien de acuerdo a su declaración matutina del viernes pasado querían darle mención honorífica por su tesis de licenciatura "La formación del Estado nacional en México", les fue imposible por que el promedio mínimo requerido es de ocho y el tiene 7.8 "porque fue muy difícil para mí estudiar", nos iluminó el pasado sábado al compartirnos su más reciente ensayo "La nueva política económica en los tiempos del coronavirus".

Es un documento de 30 p√°ginas que parece un resumen (por no llamarlo refrito) de las ma√Īaneras y los informes de gobierno que ha tenido a bien darnos, pero -para ser consistente- hace un mal uso de las gr√°ficas de apoyo.

Una de las cosas que m√°s hice en el tiempo que trabaj√© en El Norte fue elaborar y/o revisar informaci√≥n gr√°fica para que fuera clara para el lector. Y hab√≠a algo que siempre trat√°bamos de evitar porque pod√≠a generar confusi√≥n o, peor a√ļn, pod√≠a parecer un error: el contenido de la gr√°fica deber√≠a ir en el mismo sentido de la nota period√≠stica.

Obviamente es un material de apoyo muy valioso, la mayoría de las personas recuerdan más una imagen o gráfica que un texto.

Para reforzar su argumento de que el periodo neoliberal acrecent√≥ la desigualdad y que "su falla de origen consiste en pasar por alto que la simple acumulaci√≥n de riqueza, sin procurar su equitativa distribuci√≥n, produce desigualdad y graves conflictos sociales", incluye en la p√°gina 25 una gr√°fica del √≠ndice de Gini que sirve para medir la desigualdad, va del 0 al 100, donde 0 es perfecta igualdad (todos tienen los mismos ingresos) y 100 la perfecta desigualdad (una persona tiene todos los ingresos y los dem√°s ninguno) y del crecimiento anual del PIB. Y ¬Ņqu√© creen?, en ese periodo baj√≥ la desigualdad.

La gr√°fica empieza en el a√Īo 1989, primer a√Īo del pri√≠sta Carlos Salinas de Gortari, y concluye en el 2018, el √ļltimo del pri√≠sta Enrique Pe√Īa Nieto; aunque no se ponen los datos, a todas luces se ve una tendencia a la baja, salvo en el primer sexenio.

En el sexenio salinista, el indice Gini habr√≠a cerrado donde empez√≥ en 54.3, en el de Zedillo baj√≥ a 52.6, con Fox cay√≥ a 48.9, con Calder√≥n retrocedi√≥ a 48.7 y con Pe√Īa descendi√≥ a 45.4. En total en los √ļltimos cuatro sexenios la desigualdad disminuy√≥ de 54.3 a 45.4, una mejora nada despreciable de 8.9 puntos, un 16.4 por ciento.

Y concluye: "de modo que nada justifica seguir con la misma política económica y continuar manteniendo el término de crecimiento a secas como parámetro básico de medición del desarrollo nacional. Por eso decimos sí al crecimiento, pero con democracia y bienestar; sí al progreso, pero con justicia porque progreso sin justicia es retroceso".

Si quería reafirmar que fue malo para el país el neoliberalismo, creo que esa gráfica demuestra lo contrario: íbamos por el camino correcto.

También afirma que para enfrentar la situación actual y salir rápido de la crisis económica, su gobierno está apoyando al 70 por ciento de las familias con programas sociales y que "al 30 por ciento de la población con mejores condiciones económicas (con) la posibilidad de hacer negocios, obtener ganancias lícitas y progresar sin trabas o ataduras", de apoyos fiscales “ni pregunten".

Por desgracia, creo que sólo alguien que no sea empresario puede asegurar que hoy está en mejores condiciones que el sexenio pasado para llevar a cabo un nuevo negocio o para mantener vivo el que ya tiene.

De la seguridad, por ahora no es necesario hablar, nadie en su sano juicio diría que estamos mejor que en el sexenio anterior.

Muchos crecimos viendo al "Chavo del 8", seguramente nos hizo pasar muchas horas de risas inocentes y de felicidad, pero no creo que seamos felices si "toda nuestra ropa es un auténtico remiendo".

¡Hasta la próxima semana!

ecrespo@mobilnews.mx
 



EDMUNDO CRESPO RUIZ es periodista y economista egresado de la Facultad de Econom√≠a de la UANL.

Las opiniones expresadas por el autor no reflejan necesariamente el punto de vista de MOBILNEWS.MX

Más artículos del autor

Contenido reciente