Adela Cedillo

INSURGENTE
Queda claro que a 500 años de la caída de Mx-Tenochtitlán aún queda mucho por hacer. Ojalá que no tengamos que esperar otros 500 años para hacerlo. El tiempo se agota, estamos en cuenta regresiva.


La idea de que devolver el poder al PRIANRD es preferible a MORENA esta equivocada, por más que MORENA tenga su propio costal de horrores.


Verlo en su silla de ruedas, entero y en aparente buen estado de salud, me hizo caer en cuenta posiblemente tiene la lucidez suficiente para comprender el contenido de una carta.


Nadie alzó la voz por Marcela, asesinada en 1986, nadie reivindicó su memoria, nadie buscó un castigo a los culpables, todo quedó como uno más de los famosos secretos de familia.


No generemos pánico con sospechas infundadas e irresponsables. No somos virólogos, epidemiólogos, biomédicos, etc. para opinar sobre el uso de una vacuna.


Es como tener a la muerte sentada junto a uno, en el desayuno, la comida y la cena, siguiéndonos los pasos como sombra.


Como servidor público y como historiador, la vida de Luis estuvo marcada por la lealtad al general y su hijo.


No hubo un plan genocida como tal, es cierto, pero hubo un exterminio que se fue dando en los hechos, entreverando lo pragmático y lo intencional.


Al margen de las declaraciones presidenciales, el gobierno de la 4T ha mandado algunas señales de su interés por el tema de la justicia transicional.


Siempre han sido parte del problema, más que de la solución. Ellos son los verdaderos enemigos de la pluralidad.


Contenido reciente