Este sitio se actualiza de lunes a viernes, a las 20:00 horas.

Este sitio se actualiza
de lunes a viernes,
a las 20:00 horas.

Favorecen nanopl√°sticos condiciones del p√°rkinson en varios modelos de laboratorio

Publicado el Vie, 17/11/2023

EFE

Redacci√≥n Ciencia, 17 Nov.- Part√≠culas min√ļsculas de pl√°stico se han encontrado en el torrente sangu√≠neo humano o en la secci√≥n m√°s profunda de los pulmones. Un nuevo estudio ha identificado ahora que los nanopl√°sticos pueden interactuar con una prote√≠na concreta que se encuentra en el cerebro, creando cambios relacionados con el p√°rkinson.

Los experimentos est√°n hechos en modelos de laboratorio -tubos de ensayo, neuronas cultivadas y modelos de rat√≥n de la enfermedad de Parkinson- y si bien a√ļn quedan muchas preguntas que responder sobre si estos afectan y c√≥mo al cerebro humano, se trata de un "novedoso estudio que da la voz de alarma sobre la necesidad de una nueva √°rea de investigaci√≥n".

As√≠ lo se√Īalan sus responsables, cient√≠ficos del centro m√©dico de la Universidad de Duke, en Estados Unidos. Los resultados ponen de relieve un posible v√≠nculo que debe explorarse a fondo entre la contaminaci√≥n por nanopl√°sticos y la agregaci√≥n de una prote√≠na (la alfa-sinucle√≠na) asociada al p√°rkinson y otras demencias afines, aseguran los autores en un art√≠culo en la revista Science Advances.

"El p√°rkinson ha sido llamado el trastorno neurol√≥gico de m√°s r√°pido crecimiento en el mundo", apunta Andrew West, de la citada universidad, y "numerosos datos sugieren que los factores ambientales podr√≠an desempe√Īar un papel prominente en la enfermedad, pero tales factores en su mayor parte no han sido identificados".

En un comunicado el centro acad√©mico recuerda que se ha demostrado que los pl√°sticos desechados inadecuadamente se rompen en trozos muy peque√Īos y se acumulan en agua y alimentos, y se han hallado, por ejemplo, en la sangre de adultos.

Seg√ļn West, esta nueva investigaci√≥n sugiere que la aparici√≥n de micropl√°sticos (de menos de 5 mil√≠metros) y nanopl√°sticos (con di√°metros inferiores a 0,001 mil√≠metros) en el medio ambiente "podr√≠a representar un nuevo desaf√≠o de toxinas con respecto al riesgo y la progresi√≥n de la enfermedad de Parkinson".

"Esto es especialmente preocupante dado el aumento previsto en las concentraciones de estos contaminantes en nuestros suministros de agua y alimentos".

En concreto, el equipo de West descubrió que las nanopartículas de plástico poliestireno -que se encuentran típicamente en artículos de un solo uso como vasos y cubiertos desechables- atraen la acumulación de la proteína conocida como alfa-sinucleína.

Y lo m√°s sorprendente, seg√ļn los autores, "son los estrechos v√≠nculos" que se forman entre el pl√°stico y la prote√≠na dentro de la zona de la neurona donde se congregan estas acumulaciones, el lisosoma.

Las acumulaciones pl√°stico-prote√≠na se observaron en los tres modelos diferentes usados en el estudio: en tubos de ensayo, neuronas cultivadas y modelos de rat√≥n. No obstante, recalca West, "a√ļn quedan preguntas sobre c√≥mo podr√≠an estar ocurriendo tales interacciones en los seres humanos y si la clase de pl√°stico podr√≠a desempe√Īar un papel".

"Mientras que los micropl√°sticos y nanopl√°sticos est√°n siendo estrechamente evaluados por su potencial impacto en el c√°ncer y las enfermedades autoinmunes, la sorprendente naturaleza de las interacciones que pudimos observar en nuestros modelos sugieren la necesidad de evaluar el aumento de estos contaminantes sobre el p√°rkinson y el riesgo y la progresi√≥n de la demencia", seg√ļn West.

Sin embargo, la tecnolog√≠a necesaria para monitorizar los nanopl√°sticos est√° a√ļn en sus primeras fases, pero "es de esperar que los esfuerzos en este campo aumenten r√°pidamente", afirma el investigador principal de este estudio, financiado en parte por la Fundaci√≥n Michael J. Fox para la investigaci√≥n del p√°rkinson. 

A√Īadir nuevo comentario

Contenido reciente