Las bases de apoyo a AMLO

29/11/2019

Al terminar su primer a√Īo de gobierno, el presidente L√≥pez Obrador obtiene 68 por ciento de aprobaci√≥n ciudadana, de acuerdo con la encuesta publicada por este diario el martes pasado. Aprovechemos para hacer un corte de caja y revisar c√≥mo se han movido sus n√ļmeros de aprobaci√≥n entre subgrupos poblacionales.

Seg√ļn el seguimiento de encuestas de El Financiero, el apoyo que hombres y mujeres expresan al Presidente ha sido muy similar a lo largo del a√Īo, si acaso abriendo algunas brechas moment√°neas en las que las mujeres han expresado un mayor nivel de aprobaci√≥n que los hombres. No obstante, en la primera encuesta realizada en diciembre 2018, el apoyo entre ambos grupos era 77 por ciento, mientras que en la √ļltima de noviembre se registr√≥ 69 y 68 por ciento, en este caso con las mujeres un punto abajo. El saldo general es que no hay brecha de g√©nero en la aprobaci√≥n presidencial, por lo menos no en el primer a√Īo.

Con respecto a la edad, tambi√©n ha habido momentos en que se observa una brecha generacional, con los m√°s j√≥venes (de 18 a 29 a√Īos) siendo los m√°s cr√≠ticos del Presidente, y los de mayor edad (de 50 a√Īos o m√°s) los que m√°s apoyo expresan. Sin embargo, en este caso tambi√©n hay pocas diferencias entre la primera y √ļltima encuestas: apenas un punto de diferencia entre los grupos de edad en diciembre pasado, y cuatro puntos en este noviembre. En resumen, el sexo y edad casi no diferencian niveles de apoyo, pero cuando lo hacen, aunque sea moment√°neamente, los m√°s cr√≠ticos son los hombres y los j√≥venes.

Mirando los niveles de apoyo, seg√ļn el nivel de escolaridad, s√≠ se observa un efecto diferenciador mayor. Al inicio del gobierno los tres grupos (educaci√≥n b√°sica, media y superior) b√°sicamente apoyaban a AMLO al mismo nivel, con un punto de diferencia entre ellos. Sin embargo, el grupo de m√°s escolaridad, los universitarios, ha quitado m√°s r√°pidamente algunos puntos de apoyo al Presidente, mientras que los de educaci√≥n b√°sica lo apoyan m√°s hoy que a la mitad del a√Īo. Esto significa que se ha venido abriendo una brecha educativa en el apoyo al Presidente, con los universitarios siendo los m√°s cr√≠ticos de la labor presidencial. En la encuesta de noviembre la brecha se ampli√≥ hasta 20 puntos.

Regionalmente tambi√©n parece ir abri√©ndose una brecha en apoyo: el sur, por lo general m√°s generoso en niveles de aprobaci√≥n al Presidente, ha mantenido su apoyo por arriba de 70 por ciento, e incluso en la √ļltima encuesta registr√≥ 79 por ciento. La regi√≥n centro-occidente es donde menos apoyo se registra, con 61 por ciento en noviembre. La brecha regional de apoyo en este mes alcanz√≥ 18 puntos, mientras que al inicio era tan s√≥lo de 7 puntos. Resumiendo, los mexicanos m√°s escolarizados y los que viven en los estados del centro-occidente son los que menos apoyan a AMLO, mientras que los que tienen escolaridad b√°sica y viven en el sur han sido los m√°s leales al mandatario.

El partidismo y la ideología también arrojan diferencias sustanciales en el apoyo, particularmente lo primero. Los morenistas mantienen niveles de apoyo al Presidente mayores a 90 por ciento, mientras que priistas y panistas han ido bajando su apoyo al mandatario, con un promedio de casi 60 puntos menos en noviembre. Esta brecha, la partidaria, es la más notable de toda la serie; podríamos decir que la más polarizante. La aprobación presidencial es una clara expresión de las identidades partidistas en el país.

Por su parte, el cruce por ideología indica que la brecha en apoyo entre los mexicanos de izquierda y los de derecha se va abriendo: en diciembre, la diferencia era apenas un punto; en este noviembre, 27 puntos. Si tomamos el promedio de diciembre a marzo (ver gráfico), la diferencia era tan sólo 5 puntos; hacia el periodo agosto-noviembre, la brecha se amplió a 18 puntos.

Por lo visto, la aprobación de AMLO permanece alta y estable, por lo menos en la superficie. Debajo de las aguas plácidas del 68 por ciento de apoyo, las encuestas revelan corrientes que se mueven hacia lados contrarios, de una manera, hay que decirlo, polarizante.

amoreno@elfinanciero.com.mx



ALEJANDRO MORENO es profesor del Departamento de Ciencia Política del ITAM y vicepresidente de la World Values Survey Association. Actualmente es Consultor/Director de Encuestas y Estudios de Opinión de El Financiero.

Las opiniones expresadas por el autor no reflejan necesariamente el punto de vista de MOBILNEWS.MX

Más artículos del autor

Contenido reciente