Adiós, 2019

No pierdo la esperanza. Vendrán tiempos mejores, el péndulo deberá regresar de su giro hacia la incertidumbre.
27/12/2019

Se va el a√Īo 2019 y concluye tambi√©n la segunda d√©cada del siglo 21 en un abrir y cerrar de ojos que nos mueve a cuestionar si el tiempo corre ahora m√°s a prisa o, m√°s bien, nosotros nos volvemos m√°s lentos.

¬ŅQu√© me deja el 2019? Me quedo con una sensaci√≥n de que somos personas m√°s vulnerables, m√°s sujetos a los vaivenes del poder p√ļblico, de los ciclos econ√≥micos, pero, sobre todo, del avance desaforado de las tecnolog√≠as de informaci√≥n.

No s√© hasta d√≥nde llegar√° esta carrera por entregar el ritmo de nuestras vidas a en el altar de la tecnolog√≠a, por dejar que las app‚Äôs gobiernen por completo nuestro d√≠a a d√≠a y que ‚Äúel tiempo real‚ÄĚ y estar ‚Äúonline‚ÄĚ se conviertan en los estados naturales del hombre.

¬°Qu√© locura! ¬ŅC√≥mo no se va a transformar la democracia como ideal pol√≠tico superior de los hombres con esta rendici√≥n incondicional de la privacidad individual a las redes sociales?

¬ŅC√≥mo pretendemos que el internet (y viene ahora el internet de las cosas) no sea el veh√≠culo ideal para la manipulaci√≥n pol√≠tica y comercial de nuestras mentes que nos lleva a la mansedumbre c√≠vica y al consumismo irrestricto?

No podemos ser tan ingenuos para no ver lo que nos está pasando: vivimos para el internet, no para servirnos de él.

Las implicaciones sociales y políticas de ese hecho son inacabables, pero no quiero hablar sobre eso, sino sobre cómo también esa condición afecta nuestra capacidad de reflexión y espiritualidad.

Vi en este 2019 mucho menos inter√©s de amigos y conocidos, de l√≠deres de opini√≥n y de figuras p√ļblicas relevantes, en las cuestiones fil√≥soficas y religiosas.

No hablo de la filosofía y la religión como disciplinas académicas, sino como rasgos esenciales de nuestra vida cotidiana, como parte de nuestra moral y fortaleza anímica que se deriva de una convicción sobre la utilidad de pensar y usar la inteligencia y sentir y poner en práctica la fe religiosa.

Parece que poco o nada de ello importara ya. Es como si la frivolidad del consumismo, no ir m√°s all√° de interesarse en cosas inmediatas e irrelevantes, fuera lo de hoy y lo que se ha instalado como una nueva ‚Äúnormalidad‚ÄĚ.

As√≠ lo siento entre los mexicanos. El contraste es mucho mayor cuando observo que, alrededor del mundo, el 2019 fue un a√Īo de protestas sociales, de cr√≠ticas a la desigualdad y a los modelos econ√≥micos, de gobiernos derribados por ineptos o corruptos (o las dos cosas a la vez), pero en M√©xico nada de eso pas√≥.

Vivimos sumidos en una crisis de inseguridad terrible, la violencia y la criminalidad ya no conocen límites y, sin embargo, a los mexicanos eso no los mueve a exigir a sus gobernantes (al gobierno en turno, no importa qué color o ideología tenga) que cumplan con su tarea o renuncien y abran el paso a otros.

Nuestra econom√≠a atraviesa por una recesi√≥n y aletargamiento profundos y sostenidos desde hace a√Īos y los mexicanos solamente se resignan a que as√≠ son las cosas.

Solamente entre algunos j√≥venes, aunque no todos, se observa descontento e inconformidad por el pa√≠s en el que les ha tocado crecer y llegar a la edad en que ya se dan cuenta de las cosas, y no les gusta lo que ven y nos reclaman justamente por ello; ¬Ņqu√© les vamos a contestar?

Fue un extra√Īo 2019, es verdad, en que nos amenazan, como mexicanos de a pie que somos, los males de la ineptitud de nuestro liderazgo pol√≠tico, una crisis econ√≥mica inminente y la virtual ‚Äúesclavitud digital‚ÄĚ que nos atenaza.

Pero, a√ļn as√≠, no pierdo la esperanza. Vendr√°n tiempos mejores, el p√©ndulo deber√° regresar de su giro hacia la incertidumbre y los mexicanos no perder√°n su capacidad de reflexionar y orar como gu√≠as infalibles para sus vidas.

Así que, adiós, 2019; bienvenido el 2020 y una nueva década: nuestro futuro será lo que queremos que sea.

Rogelio.rios60@gmail.com



ROGELIO R√ćOS estudi√≥ Relaciones Internacionales y es periodista de opini√≥n sobre M√©xico y el mundo.

Las opiniones expresadas por el autor no reflejan necesariamente el punto de vista de MOBILNEWS.MX

Más artículos del autor

Contenido reciente