Este sitio se actualiza de lunes a viernes, de 17:00 a 20:00 horas.

Este sitio se actualiza
de lunes a viernes,
de 17:00 a 20:00 horas.

Minorías, desproporcionalmente representadas en muertes por COVID-19

Publicado el Vie, 16/10/2020

EFE

Cleveland (OH), 16 Oct.- El análisis de datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos señala una representación desproporcionada de los grupos minoritarios, incluidos los hispanos, en las muertes asociadas a la COVID-19.

El análisis de 114.411 muertes asociadas a la COVID-19 reportadas al Sistema Nacional de Estadísticas Vitales (NVSS) de mayo a agosto de 2020 detalla que 51,3 % de los fallecidos eran blancos no hispanos, 24,2 % eran hispanos y 18,7 % eran afroamericanos.

Según los datos del NVSS, si la mayoría de las muertes asociadas a la COVID-19 ocurrieron entre personas blancas, los afroamericanos e hispanos estuvieron representados de manera desproporcionada.

Aunque se observó una pequeña disminución de 2,9 puntos porcentuales entre mayo y agosto en los fallecidos que eran afroamericanos, esta comunidad constituyó el 18,7 % del total de muertes a pesar de representar solo el 12,5 % de la población de Estados Unidos.

De manera similar, 24,2 % de los difuntos eran hispanos en comparación con el 18,5 % que representan en la población. Además, el porcentaje de fallecidos hispanos aumentó 10,1 puntos porcentuales de mayo a agosto. Mientras que los hispanos representaron el 14 % de las muertes asociadas a la COVID-19 en Estados Unidos entre el 12 de febrero y el 18 de mayo de 2020, ese porcentaje aumentó a aproximadamente 25 % en agosto.

Este informe señala un cambio geográfico en las muertes asociadas con la COVID-19 desde el noreste hacia el oeste y el sur, donde los hispanos representan un porcentaje más alto de la población. Además, se encontró que las disparidades étnicas entre los difuntos en el oeste y el sur aumentaron de mayo a agosto, lo que sugiere que el cambio geográfico por sí solo no explica por completo el aumento en el porcentaje de hispanos fallecidos en todo el país.

Según detalla el análisis, “las desigualdades en los determinantes sociales de la salud pueden aumentar el riesgo de exposición a la COVID-19 entre algunos grupos raciales y étnicos. Esto, debido a que los grupos raciales y étnicos subrepresentados pueden tener más probabilidades de vivir en hogares multigeneracionales y multifamiliares, residir en entornos de vida congregados, tener empleos que requieran trabajo en persona, tener acceso limitado a la atención médica o experimentar discriminación”.

Las diferencias en la prevalencia de afecciones subyacentes como la diabetes y la obesidad entre grupos raciales y étnicos también podrían estar asociadas con una mayor susceptibilidad a complicaciones asociadas a la COVID-19 y la muerte, según el estudio.

Por otro lado, se observó un porcentaje decreciente de muertes entre personas de 65 años o más y personas en hogares de ancianos, que fueron lugares importantes de muertes asociadas a la COVID-19 al principio de la pandemia. Para los CDC, la disminución de muertes en este grupo poblacional sugiere un cambio continuo hacia poblaciones más jóvenes y no institucionalizadas.

Según concluye el análisis, los cambios geográficos observados en las muertes asociadas a la COVID-19 podrían estar relacionados con la implementación de esfuerzos comunitarios de mitigación en todo el país.

Añadir nuevo comentario

Contenido reciente