Este sitio se actualiza de lunes a viernes, de 17:00 a 20:00 horas.

Este sitio se actualiza
de lunes a viernes,
de 17:00 a 20:00 horas.

Ni el Día de la Alimentación reconcilia a agroindustriales con Gobierno

Publicado el Vie, 16/10/2020

EFE

México, 16 Oct.- México recibe el Día Mundial de la Alimentación, que se conmemora este viernes, con los productores agroindustriales enfrentados con el Gobierno, al que acusan de abandonar a un sector agrícola en constante crecimiento, mientras que la FAO considera que el país está encaminado a mejorar su suficiencia alimentaria.

"Estamos lejos de la autosuficiencia alimentaria. Las razones hoy que más nos están afectando son los recortes al presupuesto. En los últimos dos años nos han recortado más del 40 %, nos han quitado apoyos a la comercialización, apoyo ganadero, apoyos a los estados, de concurrencias", lamentó el presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA), Bosco de la Vega, en entrevista con Efe.

 De la Vega se quejó de una reducción de recursos de 27.000 millones de pesos (1.270 millones de dólares), lo que "no ayuda en nada" a los productores. Especialmente a los medianos, cuyo tamaño no basta para sobrevivir independientemente de las circunstancias y que no reciben tanto apoyo directo del Gobierno como los pequeños.

"Yo lo que veo es que las políticas actuales de nuestro Gobierno van en contra de la autosuficiencia alimentaria", aseveró.

SITUACIÓN DEL CAMPO

Sin embargo, el subsecretario de Autosuficiencia Alimentaria de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Suárez, sostuvo que el abandono al campo defendido por el CNA, organismo cúpula del sector agroalimentario en México, es "falso".

"El sector agroalimentario está creciendo aún en el marco de la pandemia y la balanza comercial agroalimentaria sigue teniendo superávits récord. Lo que pasa es que con el presupuesto de antes, el 80 % de los subsidios al campo se canalizaban al 10 % de las grandes unidades de producción y a las grandes empresas agroalimentarias", respondió.

Suárez argumentó que los recortes no afectan a los "programas prioritarios" del Ministerio de Agricultura, enfocados en los pequeños productores, si no que "la austeridad está referida a los gastos gubernamentales superfluos y a programas no prioritarios".

El Gobierno ha propulsado varios planes para los campesinos de menores recursos, como el de apoyos directos llamado Producción para el Bienestar a labradores de maíz, frijol, trigo y arroz, y el de Precios de Garantía para productores de esos productos y también de leche.

La representante de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en México, Lina Pohl, reconoció que México se encuentra ante una encrucijada "histórica" porque hay hambre y se puede exacerbar con la pandemia de covid-19, pero aseguró que "no es un problema de oferta".

"La gran preocupación, y creo que por ahí va el tema de la autosuficiencia o suficiencia alimentaria, es cómo hacer accesibles y asequibles los alimentos. Es reducir el tema de la pobreza pero también aumentar la eficiencia y productividad de los alimentos, incorporando a los pequeños y medianos productores", opinó.

Pohl, sin embargo, aseguró que México está en el camino de mejorar su situación alimentaria, ya que "el sector agrícola ha crecido después de la pandemia" y no ha experimentado "significativas variaciones de precios".

CULTIVOS DEPENDIENTES

Bosco de la Vega alertó, pese a los crecimientos, del declive de México en la producción de los alimentos que el país consume, un porcentaje que según el presidente del CNA estaba en el 62 % en 2012, disminuyó en el 2017 al 59 % y "va camino de ser más dependiente".

Los productos más importados por el país son los granos y las oleaginosas, una tendencia que se instaló a principios de los años 90 con la firma del primer tratado comercial entre México, Estados Unidos y Canadá.

"Somos vulnerables. Para decirte el grado de dependencia que tenemos en granos: en soya importamos el 97 %; arroz, el 83 %; trigo, el 66 %; maíz, el 37 %; frijol, el 12 %. Estos son granos básicos y tenemos una dependencia promedio en ellos del 37 %", detalló.

Suárez reconoció los déficits en esos cultivos y también en la producción de leche, pero manifestó que las políticas gubernamentales y la "estrategia de autosuficiencia alimentaria" que dirige enfocan en esos productos sus esfuerzos.

"Nosotros queremos llegar a la autosuficiencia en la producción de maíz en 2024, reducir el 100 % de las importaciones", enfatizó, unas cifras que quieren igualar para ese mismo año con el frijol, mientras en arroz, trigo y leche esperan reducir su importación al 50 %.

EXPORTACIÓN

Hay un mayor consenso en lo que se refiere al buen funcionamiento de las exportaciones agroalimentarias mexicanas, que supusieron un ingreso de 68.240 millones de dólares para el país en 2019.

"Es muy importante que exista siempre un sector dinámico, agroexportador, que genere empleos y divisas", consideró Pohl, aunque pidió que se integre a pequeños y mediados productores como proveedores de insumos "en condiciones justas".

Suárez destacó también como indicador de éxito que "la balanza comercial agroalimentaria sigue teniendo superávits récords".

Según el presidente del CNA, este año, en el estreno del renegociado tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), se puede superar los 10.000 millones de dólares de superávit en la balanza, lo que en efecto supondría un nuevo hito.

"Nuestra balanza agroalimentaria es positiva desde el año 2015, después de casi 20 años de balanza negativa", enfatizó De la Vega, después de cerrar 2019 con más de 9.000 millones de dólares de beneficio. 

Añadir nuevo comentario

Contenido reciente