Regios diseñan exoesqueleto con motor

Publicado el Mié, 09/10/2019

NOTIMEX

Puebla, 9 Oct.- Diego Antonio Acosta Torres y Eduardo Garza, estudiantes de octavo semestre de Ingeniería Mecatrónica de la Universidad del Valle de México (UVM) del campus Monterrey Norte , diseñaron un exoesqueleto que, movido por un motor que dirige una tarjeta electrónica, simula el movimiento de flexoextensión del codo, para ayudar a pacientes que perdieron movilidad por algún accidente cerebro vascular a rehabilitar sus brazos.

Al presentar su proyecto en el 10º Congreso Nacional de Investigación de UVM, Diego y Eduardo comentaron que el diseño de la prótesis está hecho de aluminio en sus bases y nylon-carbono en las partes que se adaptan al brazo para no lastimar al paciente; el exoesqueleto contiene un motor de corriente directa que genera el movimiento.

Los estudiantes de Ingeniería Mecatrónica, quienes tuvieron colaboración de alumnos de Fisioterapia, explicaron que su objetivo es que el exoesqueleto pueda ser usado como asistente en los movimientos de flexión y extensión de codo en la rehabilitación basada en el método Kabat, una técnica de facilitación neuromuscular.

Esto, particularmente, para aquellos pacientes que luego de un derrame cerebral sufren la inmovilidad de los brazos debido a muerte de neuronas, ya sea por hemorragia o por un caso isquémico, esto es, cuando se tapa o rompe una arteria y mueren las neuronas, que son las encargadas de crear conexiones del movimiento con el brazo.

“A lo que queremos llegar con el exoesqueleto es, con el método de Kabat, reproducir los ejercicios de los brazos que utilizan los fisioterapeutas para recuperar el movimiento. Cuando hay un Accidente Cerebro Vascular (ACV), hay una etapa que se llama ventana terapéutica que dura un año, es cuando el paciente tiene la posibilidad de recuperar su movimiento, ya sea en 90 o hasta 100 por ciento”, comentaron.

Para el diseño del exoesqueleto -que ganó el segundo lugar en el Congreso Nacional de Investigación-, el primer paso consistió en la fabricación de sistema que permite probar la funcionalidad de un objeto, producto o programa, así como dispositivos especiales para recoger datos que servirán para la modelación matemática del exoesqueleto y el control de torque del mismo.

La modelación matemática consta de una parte eléctrica, que es el motor y mecánica que es un péndulo como brazo robótico. “Partiendo de estos datos se diseñó una tarjeta electrónica que controla la posición, torque y velocidad del motor. Gracias a esto, ayuda a realizar una rehabilitación óptima”, señalaron.

El método Kabat mencionado anteriormente, se enfoca en dos movimientos: el de flexoextensión y el de la mano para que vaya venciendo el exoesqueleto. Eso ayudará a que las neuronas que siguen funcionando vuelvan a formar conexiones con el brazo, con el Sistema Nervioso Central (SNC), y se recupere la memoria del brazo, del codo y del movimiento.

Añadir nuevo comentario

Contenido reciente